Local

Clausuran dos meses El República de la Alameda por la música

el 29 ene 2012 / 20:57 h.

TAGS:

  • -->--> -->

    La Policía Local clausuró la noche del sábado el bar República, en la Alameda de Hércules, por estar celebrando un concierto sin tener licencia para esta actividad ni para poner música. El proceso sancionador iniciado implica el precinto durante dos meses, según informó ayer el Ayuntamiento.

    Fuentes municipales precisaron que los hechos se produjeron a primera hora de la madrugada del viernes al sábado cuando una patrulla de agentes, de las muchas que este fin de semana han permanecido controlando los bares de la Alameda, observó que en el República se estaba celebrando un concierto.

    Al solicitar la documentación comprobaron que sólo tenía licencia para bar sin música, por lo que ordenaron su desalojo, que se produjo "de forma pacífica porque el concierto estaba ya terminando y se permitió que los músicos recogieran sus instrumentos con normalidad", según añadieron estas fuentes.

    Una vez vacío, los policías precintaron el local, pero una hora después comprobaron al pasar de nuevo por delante que había gente en su interior. Aunque llamaron para comprobar si se trataba de clientes, y por tanto se había violado el precinto, las personas que había en el interior se negaron a abrirles la puerta, según los datos facilitados por el Ayuntamiento. Los policías abrieron entonces un nuevo procedimiento sancionador por el que se investigará si se ha quebrantado el primer precinto, y que implica que el establecimiento permanezca cerrado durante dos meses.

    En todo caso, según añadió el Ayuntamiento, los propietarios tienen la posibilidad de presentar un escrito solicitando ejercer la actividad durante el tiempo legal del precinto, algo que en caso de que la infracción no sea grave y el bar no haya reincidido podría concederse durante la investigación. Eso sí, en el caso de que se verificara que se violó el precinto, los propietarios se expondrían a una sanción que podría acarrear dos meses de cierre o tramitarse judicialmente como una falta de desobediencia.

    • 1