sábado, 17 noviembre 2018
11:56
, última actualización
Local

Clausuran la puerta del colegio de Recaredo al caerse una cornisa

El Ayuntamiento valló la fachada por grietas en Navidad y los padres exigen una reparación urgente.

el 07 feb 2012 / 22:08 h.

TAGS:

Se ha cerrado la entrada por Almirante Tenorio y el acceso es por el patio que da a Muro de los Navarros.
Los niños del Colegio público Jardines del Valle salen cada día a las tres de la tarde. El lunes, a las tres menos diez, un padre que acudió a recoger a su hijo alertó al director de que se había desprendido un trozo de cornisa encima de la entrada principal. Por ello, desde ayer, los alumnos entran y salen a través de un patio interior, una medida preventiva que la dirección mantendrá hasta que el arquitecto municipal, que visitó ayer el colegio tras su aviso, elabore su informe y el Consistorio acometa las obras de mantenimiento que tanto la dirección como la asociación de padres de alumnos vienen reclamando desde hace tiempo y que ya se comprometió a realizar después de que en Navidad tuviera que vallar las columnas de enganche al enrejado al aparecer unas grietas.

 

El CEIP Jardines del Valle fue, hasta hace dos cursos, un centro de educación especial, reconvertido en colegio de Infantil y Primaria para descongestionar la falta de plazas en el casco histórico. Para ello la Junta, a través del Ente de Infraestructuras y Servicios Educativos, lleva a cabo unas obras de acondicionamiento del interior en tres fases, que se desarrollan durante el verano (este año se acometerá la última), en las que los padres denunciaron ante la Inspección de Trabajo problemas de seguridad aunque la denuncia fue archivada. Sin embargo, como todos los colegios públicos, el mantenimiento es competencia municipal. Por ello, cuando en Navidad aparecieron unas grietas en las columnas del enrejado fue el Ayuntamiento quien, tras una inspección del recorrido de la Cabalgata de Reyes, valló el perímetro y se comprometió con los padres y la dirección a repararlo. Precisamente ayer el representante de la Red de Ampas del centro, Rafael Ibáñez, tenía previsto llevar a la Junta municipal de Distrito un escrito exigiendo que el Consistorio informe a los padres de las actuaciones a realizar y de los plazos, y ante este nuevo riesgo, apremió al Ayuntamiento.

El director del centro, Francisco José Dorado, explicó que la fachada tiene "muchos problemas y humedades" y que "desde el año pasado" viene reclamando al anterior Gobierno y al actual que la adecenten. "Me dicen que sí y lo último que me dijeron es que esperan ver el proyecto de las obras de la Junta para no coincidir", señaló. El arquitecto que fue ayer dice que la cornisa por arriba "no está tan mal", pero Dorado tiene claro que no arriesgará la seguridad de los niños y hasta que se arregle mantendrá el acceso por Muro de los Navarros. "Lo que ha pasado es nada. El temor es lo que pueda pasar".

Es el mismo miedo que expresa el presidente del AMPA, Javier Cuenca, quien aseguró que "la cornisa está resquebrajada en muchos sitios y mañana se puede caer otro trozo". El AMPA exige una reunión urgente con los responsables de los edificios municipales. "Lo que queremos es que el Ayuntamiento le meta mano ya porque el edificio tiene muchos problemas estructurales y al final va a haber una tragedia cuando se puede evitar".

  • 1