Local

Clinton descarta tirar la toalla a pesar de la ventaja de Obama

Hillary Clinton, participó en mítines por todo el país en un mensaje de que no piensa abandonar, pese a la ventaja que le lleva su rival, Barack Obama. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 04:30 h.

TAGS:

Clinton no tira la toalla. La aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia de EEUU, Hillary Clinton, participó en mítines por todo el país en un mensaje de que no piensa abandonar, pese a la ventaja que le lleva su rival, Barack Obama.

Sin embargo, en el seno de su partido ya han comenzado a surgir los llamamientos para que se retire y deje el campo libre a Obama, aunque ella ha respondido que continuará hasta que haya un candidato confirmado.

Por su parte, tras su triunfo en Carolina del Norte y su ajustada derrota en Indiana el martes, Obama dedicó la jornada del miércoles a reunirse en Washington con legisladores demócratas, parte de los superdelegados -funcionarios y notables del partido- que tendrán la última palabra a la hora de decidir quién será finalmente el candidato de la formación.

Todo esto supuso que las actividades de cada aspirante resultaran hasta cierto punto alegóricas. Obama, con la candidatura ya prácticamente asegurada a juicio de todos los analistas, puede sentarse cómodamente a esperar. Clinton, en cambio, debe hacer denodados esfuerzos para poder mantener sus escasas opciones de victoria.

Esperanza. El presidente de la campaña de Clinton, Terry McAuliffe, declaró al programa Today de la NBC que la senadora seguirá la batalla. "Ella puede ganar los estados que necesitamos ganar en las elecciones generales. ¿Por qué tendría que renunciar hasta que haya un candidato con el número de delegados necesario?", se preguntó.

Asimismo, aseguró que no habrá resquemores entre los aspirantes. "Si Hillary no gana, Bill Clinton y yo mismo ayudaremos al senador Obama. Y al revés, el senador ayudará a Hillary si ella es la candidata", declaró.

Lo cierto es que Obama se encuentra, hoy por hoy, en mucha mejor posición que su rival. La única esperanza de Clinton para lograr la candidatura es persuadir a los súperdelegados indecisos para que la respalden a ella, con el argumento de que se ha impuesto en estados clave y tendrá mejores opciones de ser elegida el 4 de noviembre frente al republicano John McCain.

  • 1