Local

Clinton resucita en las primarias al vencer a Obama en tres estados

Tras una noche de cerrados escrutinios Hillary Clinton finalmente se alzó con el triunfo en las primarias demócratas de Ohio, Texas y Rhode Island frente a Barack Obama, que sólo ganó en Vermont. Estas victorias suponen un claro balón de oxígeno para la senadora por Nueva York.

el 15 sep 2009 / 01:12 h.

TAGS:

Tras una noche de cerrados escrutinios Hillary Clinton finalmente se alzó con el triunfo en las primarias demócratas de Ohio, Texas y Rhode Island frente a Barack Obama, que sólo ganó en Vermont. Estas victorias suponen un claro balón de oxígeno para la senadora por Nueva York y le permiten seguir en la carrera demócrata a la Casa Blanca.

En total, los aspirantes demócratas se disputaban 370 delegados en las cuatro contiendas, de los cuales 193 correspondían a Texas y 141 a Ohio.

Según los recuentos preliminares, Obama logró 91 delegados y Clinton 115, ya que, pese a ganar en la mayoría de estados, el reparto de delegados es proporcional al número de votos. Pese a lo ajustado de la victoria, Hillary tiene ahora suficientes apoyos como para continuar en la brecha. Los resultados acallan así los llamamientos desde las filas de su propio partido para que se retire de la contienda. En cuanto a los resultados de los caucus, que aún no han sido escrutados en su totalidad, los primeros datos indican que Obama podría llevarse la mayoría de los 67 delegados en juego.

La senadora, por tanto, continúa la batalla con fuerzas renovadas y la mirada puesta en Pensilvania, donde el 22 de abril, los demócratas se juegan 188 delegados. Con esta nueva victoria, Hillary frenó la racha imparable de Obama y demostró lo que muchos saben en EEUU: nunca hay que subestimar a un Clinton. Exultante, Hillary compareció ante sus partidarios destacando, nuevamente, que está calentando los motores que la llevarán a la Casa Blanca. Tras ganar en Ohio, recordó cómo, en la historia electoral reciente de este país, ningún candidato ha llegado a la Casa Blanca sin ganar Ohio, un estado clave que, dijo, "sabe cómo elegir a un presidente".

En opinión de Christopher Ellison, profesor de la Universidad de Texas, en Austin, los resultados del martes no son exactamente los que Hillary necesitaba, -su victoria en Texas tenía que haber sido más arrolladora y es muy posible que se lleve de allí menos delegados que Obama- pero le permiten seguir peleando, todavía, con posibilidades reales de conseguir su objetivo. Según Ellison, Hillary no se va a retirar fácilmente. "Primero, porque no es parte de su naturaleza tirar la toalla y segundo, por el enorme esfuerzo que sus asesores han realizado durante esta campaña". Esta noche ella lo dejó muy claro. La campaña sigue, y sigue dura.

Hillary, de todas formas, tendrá que digerir estos resultados. Los hispanos en Texas no la abandonaron, pero si bien en algún momento estaban en bloque con ella, ahora fueron solamente dos tercios de esta unidad los que la votaron. Mientras, el senador por Illinois consiguió la victoria esperada en Vermont y perdió, como estaba previsto, en Rhode Island, donde apenas si hizo campaña por llevarse los 17 delegados en liza.

  • 1