jueves, 13 diciembre 2018
16:16
, última actualización
Economía

Cobre las Cruces e Inés Rosales, premios Responsabilidad Social Empresarial

La Diputación aboga por devolver a la sociedad "la confianza que deposita en responsables públicos y en marcas o empresas" .

el 01 dic 2014 / 20:30 h.

TAGS:

cobre_Lascruces Instalaciones de Cobre las Cruces. El presidente de Inés Rosales, Juan Moreno Tocino, y el director-gerente de la Fundación Cobre Las Cruces (CLC), Juan Román Gallego, han recogido de manos de los presidentes de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, y la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Miguel Rus, en sus modalidades de pyme y gran empresa, en el transcurso de un acto celebrado esta tarde en la Casa de la Provincia. El premio, convocado por la CES y la Diputación, a través de Prodetur, quiere reconocer públicamente las mejores iniciativas y buenas prácticas en Responsabilidad Social y Sostenibilidad de las empresas sevillanas. Han sido 19 las empresas candidatas y once las finalistas de esta segunda edición, y un jurado conformado por representantes del Ayuntamiento de Sevilla, Diputación, Junta de Andalucía, Consejo Económico y Social de Sevilla, consejos sociales de la Universidad de Sevilla y de la Pablo de Olavide, Fundación Persán y de la CES. En este marco, Villalobos aboga por devolver a la sociedad la confianza que deposita en responsables públicos y en marcas o empresas y ha apostado por situar a la ciudadanía "en el centro" de las políticas y de las decisiones, "tanto en el ámbito público como privado". "Un ciudadanía que nos observa con recelo y a la que hay que responder con transparencia, sensibilidad, responsabilidad y compromiso con el futuro", recalca. Villalobos sostiene que los ciudadanos "ya no toleran la falta de compromiso y honestidad en las instituciones públicas, como tampoco entienden una actitud empresarial que no sea sensible a la realidad que nos rodea y que no intente generar progreso y sostenibilidad en la comunidad en la que establece su negocio". "Hablamos de una actitud ética y solidaria, a través de la cual las empresas se muestran interesadas en que sus actividades repercutan positivamente sobre el conjunto de los ciudadanos", indica, tras añadir que "es tiempo para el compromiso con la sociedad, para la responsabilidad para con los ciudadanos". Afirma que la Diputación se siente "en la obligación" de concentrar sus esfuerzos "en las personas, especialmente en aquellas que más sienten la crisis" y ve como prueba de ello los presupuestos para 2015 de la corporación. "Esas inversiones, como ya viene siendo habitual, dedicarán seis de cada diez euros a las políticas para el bienestar social de los ciudadanos de la provincia", señala. Asimismo, alude a las iniciativas que desarrolla la Diputación, destinadas a facilitar el acceso al mercado laboral y a mejorar la cualificación profesional, mencionando proyectos como el Plan de Formación para la Innovación, o el programa Simulación de Empresas, que desarrolla Prodetur. Por otro lado, destaca el apoyo que desde la institución provincial se brinda, asimismo, a emprendedores y empresas "como verdaderos motores que sois del desarrollo de un territorio". En este ámbito, enmarca el Premio de Responsabilidad Social Empresarial o las jornadas de Emprendimiento, en colaboración con la CES; como también los Encuentros Provinciales de Negocios que la institución provincial lleva a cabo conjuntamente con la Asociación de Jóvenes Empresarios de Sevilla (AJE-Sevilla). Por último, felicita a las empresas galardonadas, indicando que Inés Rosales es "toda una institución" dentro de la gastronomía sevillana, cuyas tortas son "embajadoras" de la provincia en el mercado internacional. En cuanto a CLC, afirma que opera partiendo de "tres compromisos fundamentales", como son "el respeto al Medio Ambiente; la máxima seguridad para las personas; y el buen entendimiento con los municipios de su área de influencia". Villalobos pone en valor asimismo a la totalidad de empresas que han concurrido a la convocatoria, cerca de una veintena "y que quieren mostrar su compromiso con sus trabajadores, con el territorio de la provincia de Sevilla y con sus ciudadanos". RUS: "LA PRINCIPAL RESPONSABILIDAD, CREAR EMPLEO" Por su parte, el presidente de la CES agradeció el trabajo, la trayectoria y los valores de todas las empresas que han optado al premio y quiso destacar, especialmente, la idea de que la principal responsabilidad de una empresa es velar por la cuenta de resultados "sólo una empresa rentable, dijo, puede ser responsable". "La Responsabilidad Social Empresarial no puede reducirse únicamente al patrocinio de acciones sociales o culturales, sino que debe distinguirse también por la transparencia, la ética y el buen gobierno", insiste. "Es indudable que una empresa responsable socialmente es mucho más valorada, en general, porque viene a demostrar que no sólo le preocupa su cuenta de resultados, sino que procura que los beneficios repercutan en otras facetas de su actividad. Comienza a verse como ciudadana responsable por su mismo entorno", añade, señalando que "nuestra imagen, moralmente positiva ante la sociedad y el mercado, nos permitirá, además, aumentar el grado de compromiso tanto de los trabajadores, como de los clientes y proveedores". Para el presidente de la CES, el patrocinio, el impulso de ideas empresariales, la financiación de proyectos ejecutados por las instituciones sociales, el mecenazgo o la puesta en marcha de fundaciones empresariales, son algunos de los ejemplos de cómo la empresa ha procurado acercarse a su entorno más próximo, intentando satisfacer algunas de las carencias sociales que padecen los ciudadanos. SOBRE LAS EMPRESAS PREMIADAS Rus se ha mostrado "orgulloso de premiar a dos empresas que han puesto en el alma de su negocio, todos estos principios de los que estoy hablando". Afirma que tanto CLC como Inés Rosales "saben perfectamente que la responsabilidad del empresario, empieza en su esfuerzo de todos los días para gestionar con coherencia y desde posiciones éticas los elementos sociales, ambientales y económicos", complementándolo con la puesta en marcha de iniciativas sociales que aportan valor añadido. Recuerda que Inés Rosales, una empresa netamente sevillana, con más de cien años de historia, que "ha sabido adaptarse a los tiempos y abrir nuevos caminos en el mercado exterior, es un ejemplo de cómo rentabilizar el trabajo bien hecho y de cómo la sociedad es capaz de valorar ese esfuerzo de años". "Su contribución a la sociedad, la han complementado con su compromiso firme en el área social con su apuesta por la calidad en el empleo, la flexibilidad temporal y espacial, el apoyo a la familia y a la igualdad de oportunidades, uniéndolo a un compromiso medioambiental y certificado con la adaptación de sus procesos productivos", insiste, añadiendo que es "en definitiva, son un espejo en el que mirarse y una clara apuesta por garantizar la pervivencia de la compañía y de los trabajadores en el tiempo". Igualmente, agrega que la apuesta por Sevilla de CLC "ha conseguido que ya la sintamos como una empresa netamente sevillana". "Sus continuos esfuerzos por llevar a cabo una gestión responsable ha impulsado al jurado de estos premios a valorar muy positivo ese trabajo, especialmente en un sector tan controvertido como el minero", afirma. CLC, según detalla Rus, ha ejercido su responsabilidad social desde "el mismo momento de su creación, dando especial valor a la seguridad, conciliación, excelencia operacional, gestión de la información y de riesgos, seguridad, salud y medio ambiente, entre otros y muy especialmente en su compromiso con la comunidad". "La Responsabilidad Social Externa de esta empresa es extensa, suma ya más de 300 iniciativas y ha implicado a los municipios colindantes", concluye.

  • 1