Local

Cobre las Cruces produce las primeras planchas en un día de fiesta en la mina

Las primeras planchas de cobre salieron ayer de la planta de la mina de Cobre las Cruces, después de que empezara a extraerse mineral la pasada semana. Lo pudieron comprobar los alcaldes de los municipios del área metropolitana donde se asienta la mayor mina a cielo abierto de Europa, así como los familiares de los trabajadores.

el 16 sep 2009 / 03:44 h.

TAGS:

Las primeras planchas de cobre salieron ayer de la planta de la mina de Cobre las Cruces, después de que empezara a extraerse mineral la pasada semana. Lo pudieron comprobar los alcaldes de los municipios del área metropolitana donde se asienta la mayor mina a cielo abierto de Europa, así como los familiares de los trabajadores.

El alcalde de Gerena, Jacinto Pereira (PSOE); el de Salteras, Antonio Valverde (PSOE); y el de Guillena, Lorenzo Medina (PSOE), este último todavía pendiente de tomar posesión, presidieron ayer la presentación del primer cátodo que se fabrica en las instalaciones, acompañados también por el regidor de La Algaba, José Luis Vega (IU), en cuyo término municipal no se ubica la mina, pero sí las tuberías que la surten de agua de la depuradora de San Jerónimo.

Este cátodo, de 55 kilos de peso y con un contenido en cobre superior al 99,99%, fue recibido entre aplausos por los más de 200 empleados de la compañía que estuvieron presentes en la celebración. Es el primero de los más de 400.000 que saldrán de estas dependencias antes de final de año, periodo en el que la mina espera producir 23.250 toneladas de cobre y facturar 69 millones de euros. Son, en todo caso, cantidades todavía lejos del objetivo para la vida de la mina, estimada en 15 años, ya que esperan llegar a las 72.000 toneladas anuales y a los 225 millones de euros de facturación.

Estos planchas son prensadas de manera que salen de la planta en una estructura de un metro cuadrado aproximadamente que pesa 2.500 kilos, es decir, que vale unos 10.500 euros cada una, tal y como está el precio del cobre actualmente. El destino de este cobre está en el mercado nacional (España es el cuarto consumidor de la UE) y producirá un 25% de la demanda. El resto irá a países como Italia, Grecia o Turquía, entre otros.

Jochen Tilk, presidente de Inmet, multinacional de Canadá que posee el 70% de Cobre las Cruces, transmitió a los asistentes su más sincera felicitación, recordando que este hito es posible "gracias al tremendo esfuerzo realizado por un excepcional equipo".

Por su parte, François Fleury, consejero delegado de Cobre las Cruces, reiteró el compromiso de la compañía con el entorno y con el medio ambiente, mientras que en alcalde de Gerena, en nombre de sus homólogos, recordó su voluntad de seguir apoyando un proyecto donde el 40% de los trabajadores residen en municipios de una manera u otra afectados por las instalaciones.

La planta entra ahora en un periodo de puesta en marcha de la producción que tardará aproximadamente ocho meses hasta alcanzar la capacidad total, de manera que cada año genere las mencionadas 72.000 toneladas.

Esta mina no cuenta con una balsa de residuos, sino que éstos son confinados en seco a partir de un envoltorio de margas impermeables, que posteriormente son encapsuladas. Se generan así montículos de poca incidencia en el paisaje y que posteriormente son reforestados. Hay que tener en cuenta que sobre el proyecto planeaba el antecedente de la ruptura de la balsa de residuos de la mina de Boliden en Aznalcóllar en 1998. Los cinco arroyos que pasan por el complejo están protegidos, al igual que variedades como la avutarda y otras aves esteparias y el galápago leproso, especie autóctona.

Este yacimiento, que se extiende por 946 hectáreas, está debajo del principal acuífero del área metropolitana, por lo que la empresa debe reinyectar todo el agua subterránea que extraiga para llegar al cobre, sin pérdidas y sin contaminarlo con la veta. Y es que en realidad Cobre las Cruces no usará el agua del acuífero, sólo la tendrá que desplazar, y se nutrirá de la proveniente de la depuradora. Los vertidos son controlados y depurados con límites estrictos muy por debajo de la legislación, según aseguran desde la empresa. En cuanto al agua del acuífero, el plan pendiente todavía de su aprobación, ya que la mina funciona con un permiso provisional, permitirá tratarla hasta hacerla potable.

  • 1