Local

Cobre Las Cruces recurre ante la Audiencia Provincial la ampliación de las sanciones

La defensa de la compañía afirma en su apelación que los hechos son constitutivos de infracción administrativa y no de relevancia penal.

el 03 may 2011 / 19:47 h.

TAGS:

Una de las excavadoras carga de uno de los camiones de mineral.
La judicialización de la actividad minera de Cobre Las Cruces desde su apertura vive un nuevo episodio tras el recurso presentado ahora por la compañía. La empresa que explota la mayor mina a cielo abierto de Europa en suelos de Gerena, Guillena y Salteras, ha recurrido ante la Audiencia Provincial de Sevilla la decisión del Juzgado de Instrucción número 19 de ampliar las diligencias incoadas en su contra con tres nuevos expedientes sancionadores impulsados por la Consejería de Medio Ambiente y la Agencia Andaluza del Agua.


Mientras la directiva de la empresa se enfrenta a presuntos delitos contra el medio ambiente y de daños continuados al ser descubiertas en 2008 unas 20 perforaciones no autorizadas en el acuífero Niebla-Posadas, Cobre las Cruces defiende en el recurso de apelación que los hechos a los que están asociados los nuevos expedientes "carecen de la mínima relevancia penal".

Las diligencias anteriores parten de la querella formulada contra cuatro de los directivos de la compañía -filial de la multinacional canadiense Inmet Mining-, por la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de Sevilla, que les atribuye posibles delitos de daños continuados contra el medio ambiente. Los imputados son el ex director general de la compañía, Françoise Fleury, el director de Minas, William Thomas Williams, el director de Gestión de Aguas, Juan Carlos Baquero, y la directora del área de Medio Ambiente, Paz Cosmen.

Esta querella, que se remonta a 2008 y recogida por Europa Press, partía de los expedientes sancionadores incoados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) contra Las Cruces por la detracción no autorizada de 75.000 metros cúbicos de agua del acuífero Niebla-Posadas, la práctica de 20 sondeos no autorizados y el vertido de arsénico y otras sustancias contaminantes a este cauce hídrico. Estas prácticas motivaron que la CHG suspendiera la concesión administrativa.

El Ministerio Público, en su querella, consideraba que el incumplimiento de los términos de la concesión había desencadenado episodios de "contaminación metálica" y "por oxidación de las aguas drenadas" en el acuífero, que además sufrió una detracción "neta" de 75.000 metros cúbicos como resultado de un desequilibrio en el sistema de drenaje e inyección.

Ahora la compañía ha elevado a la Audiencia Provincial un recurso de apelación que reclama la revocación de las resoluciones de la juez en lo referente a la "acumulación" de los últimos expedientes sancionadores en las diligencias en cuestión. Para ello, y según figura en este recurso de apelación recogido por Europa Press, la defensa de la mina esgrime que los hechos de los que parten estos expedientes sancionadores "son, en todo caso, constitutivos de una infracción administrativa y carentes de la mínima relevancia penal". "La autoridad competente, al conocer aquellos hechos, entendió que no existían indicios de la comisión de un ilícito penal, razón por la que no dio traslado a la Fiscalía de los mismos", argumenta la defensa de Cobre las Cruces.

Igualmente, este recurso de apelación alega la carencia de una "conexión objetiva" entre los hechos investigados y los aludidos por las diligencias en cuestión. "No cabe que ese juzgado vaya enriqueciendo este procedimiento con cualesquiera hechos que, si límite temporal alguno, tengan una mínima relación" con esta explotación minera, señala también el recurso de apelación.

Expedientes objeto de la acumulación.

En 2010, la Agencia Andaluza del Agua incoaba un nuevo expediente sancionador contra la mina por la detracción de unos 800.000 metros cúbicos de agua del acuífero Niebla-Posadas al margen de los términos de su Plan Global de Gestión de Aguas, autorizado por el Gobierno andaluz para restituir la concesión relativa a la explotación el acuífero tras la suspensión dictada a cuenta de los supuestos incumplimientos ya descritos. En octubre de 2010, además, la explotación minera era objeto de un nuevo expediente por un vertido detectado en el arroyo Garnacha tras la rotura de una tubería del complejo, toda vez que en febrero del año en curso, la Agencia Andaluza del Agua promovía otro expediente sancionador más a causa de la superación de los niveles de concentración de arsénico en el agua que el complejo inyecta al acuífero en el sector cinco del sistema de drenaje y reinyección, precisamente el mismo en el que fueron descubiertas en 2008 las primeras anomalías.

A comienzos de este año, la titular del Juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla, Ana Escribano, acordó mediante sendos autos la "ampliación de las actuaciones" con la incorporación a la causa de los citados tres nuevos expedientes sancionadores. Cobre las Cruces recurrió los autos, si bien en otro emitido el pasado 1 marzo, la juez desestimó ambos recursos teniendo por "evidente" la "conexión objetiva" entre los hechos investigados y los nuevos expedientes. El estar "distanciados temporalmente no implica que no puedan investigarse en un solo procedimiento", ha resuelto la juez para confirmar la ampliación. 

  • 1