Local

Cóctel laboral explosivo: sube el paro, baja la afiliación y cae la contratación

El campo y los servicios, por los recortes y el tajo a la dependencia, conducen a un noviembre negro en la provincia de Sevilla

el 04 dic 2012 / 22:55 h.

TAGS:

Desempleados hacían cola a primera hora de la mañana de ayer ante una de las oficinas del SAE en Dos Hermanas.

Cuando se combinan un incremento del paro, un descenso de las cotizaciones a la Seguridad Social y un desplome de las contrataciones el cóctel no puede ser más explosivo para el empleo. Sucedió para la provincia de Sevilla el pasado noviembre, mes tradicionalmente malo para el mercado laboral del conjunto de Andalucía y considerado de tránsito hacia un diciembre marcado por el tirón del comercio y el turismo ante la campaña navideña y también por el del campo gracias a la cosecha olivarera. ¿Problemas inminentes? La actividad comercial aún sigue de capa caída debido a la persistente atonía del consumo (crisis económica y crecimiento del desempleo) y se espera que la producción de aceite de oliva se reduzca a la mitad en la región. ¿El resultado? Que el fin de 2012 no será precisamente bueno.

4.017 sevillanos más engrosaron las listas del paro en Sevilla durante noviembre, siendo del 1,58% el crecimiento respecto a octubre. La cifra, tras la que existen personas y auténticos dramas familiares, es aún más fría en la comparación anual: 31.736, con el 14,01% de aumento. Una sangría laboral que no cesa pese a que enfilamos ya el sexto año de crisis en España. 258.255 sevillanos no encuentran trabajo. Es otro récord. Otro más.

Como el factor mensual juega un papel clave en la estadística del desempleo, pues influyen mucho las campañas de un mes para otro, el análisis más homogéneo es el que contempla un ejercicio completo. En él se constata la impresionante subida del paro en la agricultura sevillana, del 42,78% interanual, hasta 13.187. El número parece exiguo, pero hay que tener en cuenta que el registro del otrora INEM (los ahora Servicios Públicos de Empleo) no contabiliza los andaluces y extremeños adscritos al subsidio agrario vinculado al antiguo PER. Buena parte del porcentaje disparado cabe atribuirlo a la sequía, que ha mermado en exceso las cosechas, y a una ganadería vital para la economía agraria de la provincia y que no levanta cabeza: la del porcino ibérico.

Los servicios, en un año con severos recortes en las administraciones públicas y, en especial, en los empleos de los interinos -por ejemplo, la no reposición de profesores y los despidos en las corporaciones municipales- y en los trabajadores acogidos a la Ley de Dependencia, pero también con los ERE masivos en entidades financieras y empresas del ramo, tampoco se quedaron cortos. En efecto, 22,65% de alza en doce meses, hasta un dato redondo: 150.000. Es decir, 58 de cada 100 parados de la provincia proceden del sector servicios.

La industria, caracterizada siempre por un empleo más estable, ve cómo su número de desempleados crece el 8,51% interanual, hasta las 22.507 personas. En cambio, la construcción, que ya ha perdido todo el empleo que podía perder, revela en el último año una rebaja del paro, en concreto el 1,3%, a 42.319. Y es que a falta de grandes obras -la torre Pelli quizás es la excepción que confirma la regla- la actividad del ladrillo aguanta gracias a las reformas menores. En cuanto al colectivo sin empleo anterior, se produce un descenso interanual del 3,57% para quedar en 30.242 parados en el conjunto de la provincia.

La sevillana estuvo por debajo de la media andaluza en subida del desempleo en tasa mensual, el 1,58% frente al 2,17% regional, no así en la comparación del último año completo: 14,01% frente al 13,06%. En detalle, la comunidad alcanzó también una cifra récord, 1.110.801 personas sin ocupación laboral, después de haber agregado 23.553 respecto a octubre de este año y 128.324 sobre noviembre de 2011. Donde más se incrementó el desempleo en el último año fue en Jaén, un 23,02%, seguida de Córdoba, el 19,41%, y Sevilla, el citado 14,01%. En el lado contrario, Málaga, con el 9,88%, y Granada, el 10,11%.

Vayamos a los tramos de edad, sobre todo para prestar atención a los más jóvenes, la denominada generación perdida. El 11,86% del total de desempleados sevillanos tenía en noviembre menos de 25 años. Si nos retrotraemos a idéntico mes de 2011, tal porcentaje era del 12,24%. No se perciben, pues, grandes diferencias.

Pero llama la atención que entre el colectivo sin empleo anterior, el 36,42% de las personas sin trabajo habían rebasado los 44 años, porcentaje que escala punto y medio respecto al mismo mes del pasado ejercicio.

Segunda parada, las cotizaciones sociales, elementos claves para calibrar la evolución del mercado laboral. Para la provincia de Sevilla, el descenso de afiliados fue del 1,41% (9.358 menos) sobre octubre, hasta los 655.402 trabajadores. La media andaluza, 1,34%, a 2.684.781. Al tener en cuenta los últimos doce meses, la caída provincial alcanza el 5,46% (equivalente a 37.886 afiliados menos) y la regional, el 4,91% (bajas de 138.488 en la Seguridad Social).

Aquí, un matiz. Una parte del descenso de los afiliados hay que atribuirla a los recortes en la Ley de Dependencia y a los convenios que las comunidades autónomas tienen con la Seguridad Social. Se trata de los cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia. Unos han optado por apuntarse al paro y otros no, al ser normalmente familiares que se hacían cargo del enfermo antes incluso de beneficiarse de las ayudas para el colectivo.

Y para concluir, las contrataciones. En noviembre se rubricaron en Sevilla 72.637 contratos laborales, con un notable retroceso mensual del 13,88%, siendo del 3,78% respecto al mismo mes de 2011. El descalabro del mes pasado revela en este último tramo de 2012 un mayor deterioro del mercado laboral no sólo en esta provincia, sino también en Andalucía, donde el descenso medio fue del 13,23% mensual (el 11,52% interanual), con Almería como farolillo rojo del mes (-24,75%) y Jaén, del año (-37,68%)

3.047 de los 72.637 contratos en Sevilla se firmaron con carácter indefinido, es decir, apenas el 4,19% del total. El recorte mensual, del 8,33%, y el del conjunto de un año, del 28,84% (el segundo porcentaje más elevado entre las provincias andaluzas). Los temporales suscritos fueron 69.590, el 14,1% menos respecto a octubre y el 4,83% sobre noviembre de 2011.

Y para finalizar 2012, lo dicho. Tradicionalmente suele descender el desempleo por el efecto arrastre que sobre el empleo ejercen la campaña navideña y el aceite de oliva. Pero este año no cabe esperar algarabía. Lo advierten hasta las empresas de trabajo temporal, acostumbradas a hacer su particular agosto en diciembre: habrá menos contratos que en Navidades anteriores. No se ve aún esa mejoría que sí ve Fátima Báñez.

  • 1