Local

Colombia dice tener pruebas de que Chávez financió a las FARC

La muerte en territorio ecuatoriano del número dos de las FARC ha instalado una crisis de imprevisibles consecuencias entre Colombia y sus vecinos de Venezuela y Ecuador. El Gobierno de Bogotá acusó al presidente ecuatoriano, Eduardo Correa, de tener "vínculos" con la guerrilla colombiana.

el 15 sep 2009 / 01:03 h.

TAGS:

La muerte en territorio ecuatoriano del número dos de las FARC ha instalado una crisis de imprevisibles consecuencias entre Colombia y sus vecinos de Venezuela y Ecuador. El Gobierno de Bogotá acusó ayer al presidente ecuatoriano, Eduardo Correa, de tener "vínculos" con la guerrilla colombiana, algo que fue tachado de "patraña" por Quito.

Colombia aseguró que tiene al menos dos documentos "reveladores" que demuestran la existencia de "vínculos" entre el Gobierno del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, con las FARC, al tiempo que pidió explicaciones. El director de la Policía de Colombia, general Oscar Naranjo, precisó que las informaciones se hallaron en uno de los ordenadores incautados al portavoz internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, que murió el sábado en una operación militar desarrollada en territorio ecuatoriano.

El jefe policial precisó que en un documento, fechado el 18 de enero, Reyes se dirige al mando de las FARC y detalla que el ministro de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, en nombre de Correa, "tiene el interés de oficializar las relaciones con la dirección de las FARC". También se solicita al máximo jefe de la guerrilla, Manuel Marulanda, alias Tirofijo, un aporte que impulse la gestión de Correa en el canje humanitario. En otro documento, también escrito por Reyes, se deja entrever que el ministro ecuatoriano Larrea tuvo contactos directos con el jefe guerrillero.

Denuncia ante la ONU. Acto seguido, el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos Calderón, denunció ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a los gobiernos que daban refugio a grupos terroristas y pidió que se condene los secuestros de las FARC y se exija la liberación inmediata de los rehenes.

El siguiente paso que darán las autoridades de Colombia será denunciar ante las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos los presuntos acuerdos entre la FARC y los gobiernos de Ecuador y Venezuela. La OEA, por su parte, ha convocado una reunión urgente para hoy con el fin de examinar la crisis.

Ecuador, a través de su viceministro de Defensa, Miguel Carvajal, se apresuró a desmentir la información dada por Colombia y calificó de "patraña" los supuestos vínculos y declaró que no sabe de dónde "sacan eso". Previamente, Correa acusó al Ministerio de Defensa, a la Cancillería de Colombia y al presidente, Álvaro Uribe, de estar "mintiendo a Ecuador y al mundo".

Ante esta postura de Colombia, Correa decidió retirar a su embajador en Bogotá, Francisco Suéscum, ordenó la expulsión del colombiano en Quito, Carlos Holguín, y envió a sus tropas a la frontera, como ya hizo horas antes el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. El Gobierno colombiano, mientras tanto, prefirió no mover ficha y no traslado al Ejército a la frontera por "prudencia".

Las reacciones a la incursión militar no se han hecho esperar. Las autoridades de Paraguay y Argentina condenaron ayer la "agresión a la soberanía" de Ecuador por la incursión militar colombiana del sábado.

Por su parte, EEUU calificó de "extraña" la decisión del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de cerrar su embajada en Bogotá y enviar tropas a la frontera cuando era un ataque "a un organización terrorista que sigue reteniendo rehenes colombianos, estadounidenses y de otros países".

Crisis latente. La conflictiva relación entre Ecuador y Colombia de los últimos años pasa, por tanto, por su peor momento, después de que el pasado sábado se produjera el bombardeo de una base clandestina rebelde en la zona ecuatoriana de Angostura, a tres kilómetros de la frontera, y la incursión de tropas colombianas para rescatar los cadáveres de dos líderes de la guerrilla de las FARC, lo que fue considerado por las autoridades de Ecuador como un "ataque a su soberanía".

  • 1