Local

Colombia espera en vilo la liberación de los rehenes

La prometida liberación de tres de los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es esperada hoy con ilusión por los familiares de otros rehenes, aunque ignoren su suerte.

el 14 sep 2009 / 22:05 h.

TAGS:

La prometida liberación de tres de los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es esperada hoy con ilusión por los familiares de otros rehenes, aunque ignoren su suerte.

Las FARC anunciaron la liberación de Clara Rojas, su hijo Emmanuel -nacido hace tres años en cautiverio- y la ex congresista Consuelo González de Perdomo, en una operación organizada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con asistencia de delegados de siete países.

El grupo guerrillero anunció que los pondría en libertad en "desagravio" a Chávez porque el presidente colombiano, Álvaro Uribe, canceló su labor mediadora ante el grupo rebelde por un intercambio humanitario, a causa de gestiones unilaterales de los facilitadores.

Los allegados a Clara Rojas y a la ex parlamentaria viajaron a Venezuela, desde donde partieron misiones facilitadas por Chávez, para participar en la recogida en la selva de esos secuestrados, que forman parte de los 45 rehenes que las FARC aspiran a canjear por 500 rebeldes presos.

También en la ciudad colombiana de Villavicencio, donde se esperan las coordenadas de las FARC para ir en búsqueda de los rehenes, otros familiares de secuestrados esperan el regreso de las dos mujeres y Emmanuel, con la ilusión de que les traigan mensajes de su parientes o de que en un futuro cercano se dé su liberación.

Aura Milena Martínez, hermana de Luis Antonio y Ariel Martínez, secuestrados hace dos años por las FARC, acudió al aeropuerto de Villavicencio, capital del departamento del Meta situada a 127 kilómetros de Bogotá, con cartas para los dos secuestrados, cuyo estado de salud desconoce.

También está en Villavicencio el hijo del ex gobernador del Meta Alan Jara, secuestrado en el 2001.

"Quiero decirle a mi padre que se cuide mucho, que tenga fortaleza mental y física y que no deje de creer en Dios", dijo a los periodistas Alan Felipe Jara.

La esposa del ex gobernador, Claudia Rugeles, viajó a Caracas y después intentará llegar al sitio en el que serán liberadas las tres personas.

Rugeles lleva consigo un receptor de radio de onda corta con la esperanza de que los rebeldes que entregarán a Clara, Enmanuel y Consuelo se lo lleven al ex gobernador.

También viajaron a Venezuela las hijas de la ex parlamentaria, Patricia y María Fernanda Perdomo, y Yolanda Pulecio, madre de Ingrid Betancourt, quienes expresaron que esta liberación también es una buena noticia para ellas, aunque sus seres queridos sigan cautivos.

Clara Rojas fue secuestrada en febrero del 2002 junto a la candidata presidencial Ingrid Betancourt, también de nacionalidad francesa y cuya candidatura compartía, mientras González de Perdomo lo fue en Neiva (capital del Huila) en septiembre del 2001.

  • 1