domingo, 09 diciembre 2018
13:16
, última actualización
Veraneando

Colón partió de Palos hace 522 años

El Museo del Muelle de las Carabelas abre sus puertas e invita a todos los turistas y onubenses a participar en las iniciativas culturales que propone.

el 03 ago 2014 / 09:30 h.

TAGS:

Muelle de las Carabelas2 / M. Bautista La Pinta, la Niña y la Santa María, en su versión réplica, fueron creadas en 1992 en Isla Cristina. / Reportaje gráfico: M. Bautista Tal día como hoy salió del puerto de Palos de la Frontera la expedición de Cristóbal Colón. El 3 de agosto de 1492, con una tripulación de unos noventa hombres, la Pinta, la Niña y la nao Santa María se lanzaron al mar. Seis días después recaló en las Islas Canarias, donde permaneció hasta el 6 de septiembre; un mes después descubrió las Islas Bahamas, las islas La Española (hoy Santo Domingo) y Cuba. El 15 de marzo de 1493 regresó al puerto de partida con el hallazgo y muchas historias que contar. Historias que han quedado recogidas en el museo que hoy abre sus puertas para conmemorar una fecha tan destacada. Ubicado en el Muelle de las Carabelas, en La Rábida, uno de sus principales reclamos es la presencia de reproducciones de La Niña, la Pinta y la Santa María que se construyeron en 1992 para celebrar el V Centenario del Descubrimiento de América. A sólo unos minutos de Huelva capital, sirve como monumento museístico a los viajes de Cristóbal Colón, al descubrimiento de América y al inicio de una de las épocas más intensas de la historia en general y de la historia de España en particular. Además de las réplicas de los barcos, su principal reclamo turístico, el museo cuenta con un centro de interpretación, el barrio medieval (recreado alrededor de la dársena) y la Isla del Encuentro, que intenta recrear la cultura indígena de la Isla de Guanahani, primera isla en la que desembarcó Cristóbal Colón, el 12 de Octubre de 1492, y a la que nombró San Salvador. Muelle de las Carabelas3 / M. BautistaExposición. El acceso al Muelle de las Carabelas se produce a través de un vestíbulo, desde el que se puede visitar una exposición en la que se recrea la sociedad del siglo XV. En ella destacan documentos de la época, instrumentos de navegación, objetos de cerámica y de carpintería, armas, grabados, trajes y tratados como el de Tordesillas o Alcaçovas-Toledo. Todo ello sirve para ambientar al visitante en aquella gran época y se ubica en la parte inferior, mientras que la parte superior acoge una muestra de objetos de arte precolombino. Un conjunto que se refuerza con una sala de audiovisuales con capacidad para 120 personas ofrece una proyección que recrea con gran realismo el viaje hacia América de las tres naves. El film, de aproximadamente media hora, hace un repaso de todos los hechos históricos que envolvieron el descubrimiento, desde el reclutamiento de los marinos, hasta su regreso y su repercusión. Una narración muy particular, y es que son los propios navíos quienes narran cómo sucedieron los acontecimientos. Réplicas. El plato fuerte de la visita llega en la dársena con un gran estanque donde se encuentran las réplicas de la Pinta, la Niña y la Santa María, a las que se puede acceder, y cuyas cubiertas, bodegas y camarotes están ambientados. Los tres barcos -en su versión réplica- fueron creados en 1992 en Isla Cristina, conmemorando el V Centenario del descubrimiento, y se consideraron la principal motivación para la creación del Muelle. La Santa María, de mayor tamaño, se encuentra en el centro y contiene la representación del camarote de Cristóbal Colón, de un escriba y una muestra de lo que contenía la parte interior de la embarcación. A ambos lados se sitúan la Pinta y la Niña con pequeñas variaciones respecto a las originales, como la que facilita el acceso con una escalera. Por lo demás, fueron construidas como fieles copias de las originales siguiendo escritos históricos. Muelle de las Carabelas4 / M. Bautista Medievo y encuentro. Alrededor de la dársena que contiene las réplicas se ubican zonas de exposición. Se puede encontrar la recreación de un barrio portuario medieval, que reconstruye el ambiente previo al descubrimiento a través de elementos de la vida cotidiana. Se presentan un mercado, un alfar, carretas y otros útiles de la época con estudios sobre el Palos de la Frontera de la época como base. Por su parte, la zona de la Isla del Encuentro trata de recrear el mundo que encontraron los miembros de la primera expedición colombina a su llegada a la isla de Guanahani. En ella se muestran cabañas con paredes de madera que obtenían de las cañas, utensilios de trabajo de la zona, una representación de la población y otra de la fauna típica del lugar. El Muelle de las Carabelas, especialmente sus tres navíos, se han convertido en un referente de la oferta turística onubense y andaluza. Pero también ha fijado su vista en él el mundo del cine. Un buen ejemplo es el director Vicente Aranda, que lo ha convertido en el escenario de diferentes películas, como Juana la Loca o Tirante el Blanco. «Hay un acontecimiento importante que no se puede olvidar como es el Descubrimiento de América», ha destacado el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo. Y es que las carabelas son por excelencia la imagen de Huelva. Más aún en este 2014 en el que cumple su 20 aniversario. Veinte años durante los que ha recibido un total de 3,2 millones de visitas y que han acercado a los más pequeños, y no tanto, las hazañas colombinas que partieron del Puerto de Palos de la Frontera. Muelle de las Carabelas / M. Bautista Actividades culturales. Un año más serán miles las personas que visitarán el enclave rabideño con motivo de la conmemoración de la partida de las naves descubridoras desde el Puerto de Palos de la Frontera. Todos ellos disfrutarán de un programa especial de iniciativas culturales y de ocio totalmente gratuitas para todos los públicos desde las diez de la mañana hasta las nueve de la noche. Así, a lo largo del día se desarrollará una nueva sesión del taller demostrativo y creativo con papel artesanal y elaboración de tapices a partir de papel artesanal. Se trata de dar a conocer al público el proceso de elaboración del papel utilizado en los códices mayas y valorar el papel cultural de este soporte precolombino realizado con medios totalmente artesanos. Asimismo, se mostrará cómo elaborar papiros vegetales, invitando al público interesado que colaboren en el proceso de elaboración de una hoja de papel que podrán llevarse de recuerdo después de fabricarlas. También se desarrollarán diversos Talleres Artesanales en los que el público infantil, con la ayuda de monitores, podrá divertirse aprendiendo a realizar diversos objetos que luego se llevarán de recuerdo. A partir de las 12.00 horas, y desde el frontal del Muelle de las Carabelas hacia el río Tinto, quienes asistan a la jornada de Puertas Abiertas podrán disfrutar viendo cómo transcurre la II Regata La Rábida de vela ligera y piraguas. Un magnífico escenario para poder divisar a las embarcaciones de vela ligera procedentes de las distintas Escuelas de Vela de Andalucía y Algarve, así como piraguas que participarán en esta regata y que darán un espectáculo náutico y deportivo frente a este enclave histórico. Pero para hacer aún más entretenida la tarde, volverán al Muelle los cuentacuentos de Les Buffons du Roi, que mediante divertidas anécdotas, actuaciones musicales y bailes, harán disfrutar tanto al público infantil como adulto con las locas historias de Colón y sus pintorescos acompañantes teatralizadas. Las actuaciones comenzarán a partir de las 19.00 horas. Además los niños que han participado en el Taller de Fotografía Infantil que se ha desarrollado en el Muelle de las Carabelas durante el mes de julio, expondrán sus trabajos y lo harán con fines benéficos. Cada fotografía expuesta podrá adquirirse por un precio simbólico y el dinero recaudado irá destinado a la asociación Nomadarte, que tiene como objetivo ofrecer talleres de fotografías a niños de escasos recursos económicos y de comunidades indígenas.

  • 1