Economía

Colonial no vale ya ni un euro

La crisis que atraviesa Colonial no parece remitir, aún menos ante la incertidumbre sobre el acuerdo con el fondo de Dubai y los problemas de Nozar -segundo socio de referencia de la inmobiliaria- con uno de sus acreedores. La compañía perdió ayer un 15,52% en bolsa. Y lo peor puede estar por venir. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 01:29 h.

C. C. / redacción

La crisis que atraviesa Colonial no parece remitir, aún menos ante la incertidumbre sobre el acuerdo con el fondo de Dubai y los problemas de Nozar -segundo socio de referencia de la inmobiliaria- con uno de sus acreedores. La compañía perdió ayer un 15,52% en bolsa. Y lo peor puede estar por venir.

Al cierre de ayer en el parqué madrileño, las acciones de Colonial no valían ni siquiera un euro. Con 0,98 céntimos acabó la sesión. Esto implica que la capitalización bursátil de la firma cayó hasta los 1.603,7 millones de euros, cuando el valor de sus activos se situó en 13.214 millones de euros a cierre del pasado año, según las valoraciones de expertos independientes. Sólo la participación del 15% de la inmobiliaria en FCC suma 709,56 millones de euros. Y esto podría hacer que el horizonte se ponga aún más negro a corto plazo para la firma.

¿Cuál es el nuevo frente que se le abre Colonial? La empresa que preside Esther Koplowitz también cedió terreno ayer en el parqué, y sus acciones cayeron un 3,75% hasta quedar valoradas en 36,23 euros. Si éstas siguen su tendencia a la baja y llegan a los 36 euros, uno de los bancos acreedores de Colonial, Goldman Sachs, tendrá derecho a ponerlas en venta para recuperar el dinero que en su día prestó a la inmobiliaria para comprar su participación, ya que se trata de acciones pignoradas (dadas en prenda). Esta entidad, junto a Calyon, Eurohypo y Royal Bank of Scotland, forma parte del conjunto de entidades que contrajo el crédito sindicado con la inmobiliaria por 6.100 millones.

En definitiva, si la bolsa sigue su tendencia a la baja, la situación ante el posible pacto con el fondo de Dubai (que pretende hacerse con el 51% de la compañía que ostentan sus dos máximos accionistas, el empresario sevillano Luis Portillo y Nozar) no se aclara y continúan los problemas para el segundo socio de referencia de la compañía con sus acreedores, las cosas podrían complicarse, y mucho, para la firma.

Los analistas atribuyeron la caída de Colonial de ayer a los problemas que le surgieron el pasado viernes a Nozar, cuando uno de sus acreedores instó ante el juzgado de lo Mercantil número dos de Madrid a promover el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) de la inmobiliaria controlada por la familia Nozaleda.

Además, Navaltransa, el acreedor en cuestión, presentó ayer una ampliación de la demanda a Nozar y alega el impago de un crédito de 2,11 millones de euros.

Ante esta situación, Nozar decidió dar un golpe de efecto al desembolsar ayer más de 15 millones para pagar la totalidad de los vencimientos comerciales a más de 400 proveedores "conforme a los procedimientos habituales", informó la inmobiliaria.

  • 1