jueves, 21 marzo 2019
06:31
, última actualización
Rocío

Color y devoción para presentarse ante la Virgen

Este viernes comenzaron a llegar las hermandades a las puertas de la ermita. La Castrense de Tablada, la más joven de las filiales sevillanas, peregrinó por primera vez en solitario.

el 07 jun 2014 / 00:31 h.

TAGS:

Una de las presentaciones en la ermita./ José Luis Montero Una de las presentaciones en la ermita./ José Luis Montero El Rocío se llena. De hermandades, peregrinos y fe. Los días grandes de la romería más universal ya han llegado y la pequeña aldea almonteña comenzó a recibir este viernes a las diferentes hermandades que van llegando desde todos los puntos de España, y del mundo. Por segundo año consecutivo las presentaciones ante la Blanca Paloma comenzaron durante la tarde del viernes. Fue una decisión de la hermandad Matriz ya que el sábado estaba ya completamente colapsado y resultaba muy complicado que las filiales más nuevas pudieran presentarse a una hora decente. La primera filial que se presentó la tarde de este viernes fue la hermandad Castrense de Tablada. Esta corporación sevillana tiene el honor de ser la más joven de las filiales, la 112, y llegó con su Simpecado hasta la concha de la ermita caminando sola por vez primera. Alrededor de un centenar de hermanos iban con la hermandad y, lógicamente, la emoción los superó al ver frente a frente la cara de la Virgen del Rocío. La Castrense salió de la capital andaluza el pasado jueves y tras despedirse de su barrio embarcó directamente hasta Almonte, donde hicieron por la tarde el camino de la Virgen para llegar hoy puntualmente a su primera cita con la Blanca Paloma. El pueblo de Almonte supo dar su sitio a todas las hermandades que iban llegando y regaló todo tipo de parabienes a los peregrinos que, cansados pero gozosos, iban llegando a las puertas del Santuario. Durante la tarde de ayer también se presentaron más hermandades sevillanas:Morón de la Frontera, Palomares del Río, Mairena del Aljarafe y Tomares. Todas ellas dieron un gran ejemplo a su paso por la aldea y tanto a la ida como a la vuelta de la ermita camino de su casa de hermandad llenaron la aldea de vivas y cánticos a la Virgen del Rocío. El camino de ida terminó para ellas pero no la romería. La fiesta por llegar a la aldea y haber cumplido ante la Virgen seguro que se celebró por todo lo alto en la romería. Una de las notas más particulares de la tarde ocurrió cuando se presentó la hermandad de Chucena. Esta hermandad tiene el privilegio de tener a la primera hermana mayor de raza negra. Sus vivas a la Virgen del Rocío sonaron de forma distinta al de sus colegas debido a su marcado acento africano pero no por ello fueron menos intensos, sino todo lo contrario. Justo antes de Chucena se presentó otra hermandad sevillana:La Algaba. Otro pueblo mariano que no faltó a su cita con la Blanca Paloma. Lo mismo ocurrió con las hermandades de Carmona, Mairena del Alcor y la Macarena. En las dos primeras, los boyeros volvieron a dar buena muestra de cómo se manda una yunta de bueyes. Tanto el camero José Enrique, que va con Carmona, como los hermanos Macarines solventaron sin el más mínimo problema la presentación de sus simpecados ante la Reina de las Marismas. Cuando llegó la Macarena, caminaba junto al Simpecado el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que cumplimentará a todas las hermandades de Sevilla y las acompañará durante sus respectivas presentaciones en El Rocío. Durante la jornada de este sábado continuarán las presentaciones pero ya comenzarán por riguroso orden de antigüedad. Villamanrique volverá a abrir la mañana para que poco después lleguen directamente desde el camino los cuatro mil peregrinos de Triana, que le cantarán de nuevo Aquí estamos otra vez /para decirte que te queremos otra vez. Umbrete, Coria del Río, Sevilla, Sevilla Sur, Gelves, Benacazón, etc., y todas las demás hermandades irán pasando por la puerta del santuario para gritar una y otra vez ¡viva la Virgen del Rocío! Y con la llegada de todas las hermandades, que se irán presentando durante todo el día, la Virgen del Rocío ya tendrá a todos sus hijos juntos en la aldea. La aldea ya está llena. Todos los romeros han llegado y ya se cuentan las horas para que la Virgen esté con ellos.

  • 1