Local

Combates entre el PKK kurdo y las fuerzas de seguridad turcas causan 19 muertos

Un combate entre el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y fuerzas de seguridad en el sudeste de Turquía provocó al menos 19 muertos, informaron ayer los medios turcos.

el 15 sep 2009 / 10:44 h.

TAGS:

Un combate entre el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y fuerzas de seguridad en el sudeste de Turquía provocó al menos 19 muertos, informaron ayer los medios turcos.

El combate se produjo anoche en una zona rural en torno a la demarcación que separa las provincias sudorientales de Bitlis y Mus.

Según fuentes turcas, una patrulla de guardias rurales realizaba una operación de búsqueda de activistas del PKK cuando fue atacado por los milicianos.

En la refriega perecieron 14 miembros del PKK, considerada una organización terrorista por Ankara, Bruselas y Washington.

También murieron cinco guardias rurales, milicianos kurdos leales a Ankara.

Según la agencia Anadolu, uno de los miembros del PKK se rindió y se entregó a los guardias.

Tras el enfrentamiento, el Ejército inició una operación a gran escala para localizar al resto del comando del PKK.

El cuerpo de la Guardia Rural fue formado a finales de los años ochenta por el entonces primer ministro Turgut Özal (él mismo de ascendencia kurda) para proteger a los pueblos del sudeste de los ataques del PKK y se componía de voluntarios kurdos leales al Gobierno.

Cuando arreció el conflicto en los años noventa, los guardias rurales se convirtieron en el mejor aliado del Ejército por su conocimiento de la zona montañosa que hace frontera con Irak.

También jugaron un papel muy importante en los enfrentamientos entre diversas familias kurdas, debido al sistema de clanes vigente en esa zona de Turquía.

Según informes de la ONG Human Rights Watch, los guardias rurales participaron activamente en la política de tierra quemada que aplicó el Ejército de los años noventa, que forzó a los habitantes de miles de aldeas sospechosas de colaborar con el PKK a abandonar sus hogares.

Actualmente hay entre 50.000 y 90.000 guardias rurales en las provincias sudorientales de Turquía más conflictivas y cada uno cobra del Estado unos 130 euros al mes.

El PKK se levantó en armas en 1984 para exigir la independencia de los 12 millones de kurdos que viven en Turquía y desde entonces más de 35.000 personas han muerto en los enfrentamientos entre los rebeldes kurdos y las fuerzas de seguridad turcas.

  • 1