martes, 13 noviembre 2018
05:22
, última actualización
Local

Comerciantes chinos reclaman en Madrid poder vender alcohol

Han denunciado que sufren un trato "discriminatorio" frente a otros establecimientos.

el 28 nov 2011 / 14:46 h.

TAGS:

Varios cientos de comerciantes chinos se han concentrado hoy ante el Ayuntamiento de Madrid.
Más de doscientos comerciantes chinos se han concentrado este lunes por primera vez en España frente al Ayuntamiento de Madrid para reclamar al Consistorio que les conceda la denominada 'segunda licencia', que permite a las tiendas de alimentación la venta de alcohol, y han denunciado que sufren un trato "discriminatorio" frente a otros establecimientos.


En declaraciones a Europa Press TV, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Alimentación de Chinos en España, Pedro Zhang, ha asegurado que se sienten discriminados frente a otros empresarios ya que el Ayuntamiento de Madrid no tramita las solicitudes de segunda licencia de los comerciantes de origen chino y han lamentado que es una situación que repercute mucho en sus ventas.

"Venimos al Ayuntamiento para ver si nos lo explica, porque nosotros pagamos la Seguridad Social y los impuestos. No entendemos por qué las tiendas de conveniencia sí pueden y nosotros no", ha reprochado.

Por su parte, la Federación de Empresarios de Madrid (FEDECAM) ha reconocido que los únicos comerciantes que tienen este problema "gravísimo" en la región son los de origen "chino" y ha destacado que les resulta "imposible" que el Ayuntamiento les conceda esta licencia.

"Los hechos son contundentes. Están siendo discriminados. En nuestra Federación sólo tenemos este problema con los empresarios chinos, los otros no", ha subrayado el presidente de FEDECAM, Alfonso Tezanos.

En este sentido, el abogado de la Asociación de Comerciantes de Alimentación de Chinos en España, Miguel Angel Armesto, ha relatado que hay ocasiones en las que los propietarios de establecimientos de origen chino sufren inspecciones "cada 45 minutos" con las correspondientes multas si los agentes detectan que venden alcohol sin licencia y ha remarcado que van desde los 30.000 euros hasta los 90.000 euros.

"Los Ayuntamientos ni tramitan ni resuelven las solicitudes, con lo que se crea una inseguridad jurídica que dicta una norma y no resuelve las solicitudes", ha zanjado.

Así, la propietaria de un establecimiento de origen chino, Inma, ha reconocido que para el colectivo "es muy importante" que el Consistorio les conceda esta licencia en situaciones de crisis económica como en la que se encuentra el país.

  • 1