Local

Comerciantes de la Encarnación piden que finalice la acampada

Sacyr y Aprocom advierten de que se han perdido conciertos y rodajes durante estos días

el 25 may 2011 / 21:18 h.

TAGS:

Los comerciantes de la Encarnación quieren que la plaza recobre ya la normalidad y que el Metropol Parasol sea el protagonista de los anuncios y los actos que estaban en cartera. Enrique Arias, portavoz de Aprocom, aseguró ayer a este periódico que el comercio de la zona, al principio, “toleró y entendió” la acampada del movimiento del 15-M o Democracia Real Ya, pero que llegó el momento “de que se vayan a otra zona, por ejemplo, a los barrios por donde quieren difundir su mensaje”. “No se puede eternizar en el tiempo”, apostilló tras asegurar que si el lunes sigue la acampada pedirán al Ayuntamiento que intervenga en un asunto que, sin embargo, atañe más a la subdelegación del Gobierno.
La toma de la bautizada como Plaza Mayor del Metropol Parasol por parte del movimiento ciudadano ha hecho, según los comerciantes, que no se puedan rodar dos anuncios en la Encarnación. Según Sevilla Film Comission, uno de una firma de electrodomésticos y otro de un banco alemán. “No fue la única razón, pero influyó”, aseguran desde la oficina que coordina los rodajes en la ciudad. Con todo, esperan que el de la entidad financiera pueda rodarse en Sevilla, aunque fuentes de Sacyr aseguraron que se decantaron finalmente por Corea.


Además, desde Sacyr apuntaron que suspendieron tres conciertos, así como otros actos. “La asociación de Síndrome de Down tenía previsto un acto que no se pudo hacer, por ejemplo”, indicó Enrique Arias, quien opinó que a los acampados “se les fue de las manos su iniciativa porque ya hay mucho ruido e incluso más suciedad que antes”.


“Ya no se da una buena imagen, no se autolimpia, consumen sustancias que no se pueden consumir en zona de ocio infantil. Antes sí era un movimiento cívico, pero poco a poco es más incívico”, sentenció el portavoz de los comerciantes.


La intención del colectivo de comerciantes es esperar al domingo para adoptar medidas contra la acampada porque “reconocemos el derecho a manifestarse, pero no deber ser siempre en la misma zona”.


Eso sí, tanto los comerciantes como la propia Sacyr, la empresa que explotará el Metropol Parasol en los próximos 40 años, reconocen que el movimiento del 15-M benefició a la zona y a la imagen del proyecto de Jürgen Mayer desde el principio. De hecho, la imagen de los parasoles se pudo ver en periódicos y televisiones de todo el mundo. Una publicidad gratuita de incalculable valor pocos días después de la inauguración de los parasoles, del Antiquarium y de las pasarelas-mirador del complejo que también alberga el mercado de abastos.


Además, la gran afluencia de personas a las concentraciones –el sábado 21 de mayo, el día de reflexión ante la jornada electoral, se repartieron 10.000 comidas en la plaza– supuso un buen negocio para los comercios de la plaza y de la zona, como así admiten los comerciantes.


Sin embargo, “este movimiento derivó en algo que ya nos perjudica porque la gente ya no viene por aquí, evita pasar ante  la zona con colchones, perros sueltos, tenderetes...”, lamentó Arias, que sí apoya las concentraciones a las 20.00 horas.

  • 1