Local

Comerciantes de la Encarnación recibirán en los próximos días las llaves del mercado

Negociarán con el Ayuntamiento y Sacyr la cuota de mantenimiento a pagar, para la que la empresa estima un coste de más de 600 euros.

el 25 ago 2010 / 17:20 h.

Los comerciantes de la Encarnación recibirán en los próximos días las llaves del nuevo mercado, integrado en el proyecto Metropol Parasol, cuyas obras ya han terminado definitivamente poniendo fin así a 40 años de provisionalidad.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, acompañado de los delegados municipales de Urbanismo y Salud y Consumo, Manuel Rey y Teresa Florido, ha visitado este miércoles las nuevas instalaciones junto a miembros de la Junta Directiva de la Cooperativa del Mercado de la Encarnación, que recibieron de manos del primer edil un maletín con toda la documentación de sus nuevos puestos.

Así, Monteseirín ha concretado que las llaves de los 39 puestos serán entregadas en los próximos días y, después de que se vayan corrigiendo las deficiencias que puedan detectar, tendrá de cuatro a seis semanas para su traslado definitivo.  En este sentido, ha agradecido la "colaboración crítica y exigente" de los comerciantes, quienes "durante tanto tiempo han tenido que sufrir la dilación de una situación que ha durado 40  años", y ha destacado el hecho de que "han conseguido que la inmensa  mayoría de sus clientes les sean fieles".

Las antiguas instalaciones provisionales, que suponían un coste de 60.000 euros anuales para el Ayuntamiento, serán entregadas a su propietario cuando los comerciantes terminen su traslado y, según  aseguró el primer edil hispalense, éstos tienen "todas y cada una de  las garantías de seguridad" durante el tiempo de convivencia de su actividad con las obras en la estructura.

Con una inversión de 4,4 millones de euros, el nuevo mercado  cuenta con 39 puestos con 19,23 metros cuadrados cada uno de superficie útil -en un principio se preveía que tuvieran 16 metros,  pero se ha ampliado-. Para el cerramiento se ha utilizado un muro cortina de aluminio lacado, con tres puertas de acceso desde las  calles colindantes. La distribución de los puestos se ha hecho mediante islas cuadradas cuádruples para carnicería, ultramarinos, pescadería y frutas, además de dos islas dobles para cafetería y congelados y una exenta para una joyería.

El reparto de los puestos ya se ha realizado mediante un sorteo ante notario, para garantizar la total transparencia y claridad del proceso de asignación. La que fuera la primera plaza de abastos permanente de Sevilla tendrá también en sus nuevas instalaciones zonas comunes en el sótano para carga y descarga, una oficina para la cooperativa del mercado,  tres grandes cámaras frigoríficas -frutería, carnicería y  pescadería-, una sala de almacén de envases y una sala para la preparación de alimentos. En el sótano se dispone también de vestuarios y cuartos de baño con duchas incorporadas.  

En la planta del mercado se dispone también de una sala refrigerada para las basuras y cuartos de baño para los usuarios del mercado. Cada puesto está equipado con una cámara de almacenaje y con vitrinas de exposición y conservación de los productos, variando el equipamiento de cada unidad en función del gremio.

COSTES DE MANTENIMIENTO

Lo que no se ha perfilado hasta el momento es el coste de mantenimiento que tendrán que abonar los placeros a Sacyr, adjudicataria de Metropol Parasol por sus puestos, según ha señalado a los periodistas el vicepresidente de la cooperativa, Domingo Alcantarilla, quien consideró necesaria una reunión con el Ayuntamiento y la empresa para negociar tal cifra, a la que habrá que sumar las tasas municipales.

No obstante, pese a que Alcantarilla ha asegurado que dicho coste  de mantenimiento "no se ha establecido" todavía, desde la Delegación municipal de Consumo apuntaron a que Sacyr podría estar barajando una cifra superior a los 600 euros, que tendrá que negociar ahora con los comerciantes.

  • 1