Local

Comienza a funcionar la central nuclear iraní de Bushehr

A pesar de las críticas internacionales, Teherán enriquecerá uranio al 20%.

el 21 ago 2010 / 20:52 h.

TAGS:

Dos mujeres de las fuerzas de seguridad vigilan a la prensa en la central de Bushehr.

Irán comenzó ayer a cargar con combustible nuclear la central construida en Bushehr, en el sur del país, en medio de una crisis con la comunidad internacional originada por el empeño de los iraníes en enriquecer el uranio al 20%.

Durante la ceremonia oficial que celebraba la introducción del combustible nuclear en Bushehr, el vicepresidente de Irán y director del Organismo iraní de Energía Atómica, Ali Akbar Salehi, afirmó que Irán seguirá con el enriquecimiento de uranio al 20%. "Continuaremos con el enriquecimiento de uranio al 20% mientras lo necesitemos", dijo Salehi durante una rueda de prensa conjunta con el director de la empresa rusa Rosatom, Serguéi Krienko, televisada en directo desde Bushehr.

Irán y Rusia mantienen que Bushehr únicamente está destinada a generar electricidad y que sus instalaciones no pueden ser utilizadas con fines militares.

El vicepresidente iraní añadió que Irán no piensa convertir todo su uranio enriquecido al 3,5% en uranio enriquecido al 20%, sin embargo, hizo hincapié en lo que consideró "el derecho de Irán de enriquecer el uranio". "Según el artículo 4 del Tratado de No Proliferación (TNP) y los normativos del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica), el enriquecimiento de uranio es un derecho nuestro del que aprovecharemos", dijo. Salehi dijo, por otra parte, que Irán construirá posiblemente una nueva planta de enriquecimiento de uranio durante el próximo año iraní, que comienza el 21 de marzo. "Si lo ordena el presidente iraní comenzaremos la construcción de una nueva planta de enriquecimiento de uranio", dijo Salehi, quien había informado recientemente de la localización de los sitios para la construcción de 10 nuevas plantas de enriquecimiento de uranio.

El proyecto de la construcción de la central de Bushehr, ubicada a orillas del golfo Pérsico, comenzó durante el reinado de Mohamad Reza Sha Pahlavi. La compañía alemana Siemens inició las obras en 1974, pero tuvo que suspender el proyecto tras el estallido en 1979 de la revolución que derrocó al Sha.

La corporación rusa Atomstroyexport reanudó la construcción tras firmar un contrato con Irán en febrero de 1998, pero posteriormente el proyecto se vio entorpecido por numerosos retrasos, debido a las sospechas de la comunidad internacional sobre la existencia de un programa nuclear militar iraní.

Las autoridades iraníes presentaron en 2009 una petición ante el OIEA para la adquisición de combustible nuclear para el reactor científico de Teherán. El OIEA aceptó la demanda y propuso la fórmula de un intercambio de 1.200 kilos de uranio iraní enriquecido al 3,5% por 120 kilos de combustible al 20%, en un proceso que implicaría a los países de Rusia, Francia, EEUU y el OIEA, que forman el llamado grupo de Viena. Esta fórmula, que en un principio fue aceptada por el negociador nuclear iraní en Viena, fue rechazada más tarde por el Gobierno de Teherán. Sin embargo, más tarde, en mayo pasado, Irán aceptó la propuesta al llegar a un acuerdo en Teherán con los líderes de Brasil y Turquía como intermediarios.

  • 1