Local

Turismo dejará el próximo curso el instituto Murillo tras 20 años

Las actuales dependencias de la facultad serán remodeladas. La superficie construida será de 1.177 metros y la inversión, de un millón.

el 18 nov 2013 / 17:59 h.

TAGS:

ampliacion facultad turismo Ya está puesta la primera piedra. La ampliación de la Facultad de Turismo y Finanzas estará lista para el próximo curso y comprenderá 1.177 metros cuadrados. El rector de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, y el alcalde de la capital hispalense, Juan Ignacio Zoido, fueron los encargados ayer de dar luz verde a la obra, que prevé un nuevo aulario distribuido en tres plantas. Con esta intervención, la Universidad de Sevilla ya no tendrá que ocupar las dependencias que venía utilizando del cercano IES Murillo, donde se impartían algunas clases de dicho grado, que se encuentra en el campus de Ramón y Cajal. La inversión destinada al proyecto es de alrededor de un millón de euros, explicó el rector, quien indicó a su vez que la empresa OHL será la encargada de acometer las obras, unos trabajos que se desarrollan enmarcados en “una estrategia de ahorro y austeridad a largo plazo”, abandonando las instalaciones del Murillo que la Junta de Andalucía puso a su disposición “hace más de 20 años”. Según informó la Hispalense, se llevarán a cabo cuatro tipos de obras. Las primeras de ellas será de interior en los edificios existentes, donde hay que realizar transformaciones para que todas las zonas queden integradas y conectadas entre sí, así como trabajos de demolición. A ello se suman las reformas de la urbanización donde se va a construir el edificio, con desvío de redes o retirada de mobiliario y, por último, la obra de nueva planta propiamente dicha. “Con algo más de mil metros cuadrados de zonas afectadas para despachos, aulas, zonas comunes, las instalaciones estarán en funcionamiento para el inicio del próximo curso”, subrayó el rector de la Hispalense, quien indicó que se espera que la actuación “se amortice en breve”. El alcalde, por su parte, destacó la importancia que tiene el turismo para la capital hispalense y para su Producto Interior Bruto (PIB), así como lo que supone el sector para “generar oportunidades”, sobre todo en materia de empleo. Así, valoró que se “completen estas infraestructuras importantes” en la Universidad de Sevilla, “consiguiendo una integración total a través de la ampliación de los espacios”, justo en un edificio que servirá para “formar a los próximos profesionales del sector en la ciudad”. En este sentido, Zoido indicó que alumnos de esta Facultad de Turismo y Finanzas irán a Madrid de la mano del delegado de Turismo, Gregorio Serrano, para presentar en la capital española Sevilla, dulce Navidad, una campaña en la que se pone como base “el reclamo de la gastronomía, las compras, la iluminación o el mercado de belenes, dando oportunidades para disfrutar de la tradición de Sevilla”. “Por mucho patrimonio que tengamos no se le sacaría el partido posible sin grandes profesionales en el sector”, sentenció el alcalde. En este contexto, recordó que la aplicación para smartphones bautizada como Visitasevilla, que ofrece al turista información, imágenes e incluso la geolocalización de cien monumentos o espacios de interés, ha contado en una semana con 2.364 descargas. “Se han producido 11.696 sesiones, 59.342 pantallas visitas, 486 descargas de audioguía del Castillo de San Jorge y todo ello desde 19 países”, apuntó el primer edil. ACCIONES JUDICIALES. Por otro lado, el Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus) ha iniciado acciones con vistas a llevar a cabo actuaciones judiciales contra el acta de la sesión ordinaria de Claustro que aprobó la modificación de la Comisión de Proyectos Normativos, que decide sobre aspectos fundamentales del funcionamiento de la sede académica y que, entre otros puntos, tiene en estudio la modificación del reglamento de estudiantes en lo referente al paro académico o una propuesta para cambiar el sistema de elección del rector. Aunque la idea primitiva de los alumnos era la de interponer un recurso de alzada ante el Rectorado, el portavoz del Cadus, Alfonso Torres, confirmó a Europa Press que dicha iniciativa “no es posible”, por lo que en principio la decisión sigue adelante y, por tanto, “buscamos un letrado que nos lleve la causa”. Esta ofensiva legal se acometería contra lo que los alumnos de la Hispalense consideran un proceso “torticero”, según el cual el cambio, que “a priori ha pasado desapercibido”, consiste en la modificación de su constitución, de tal forma que se le da más preponderancia y representación al Sector A de profesores permanentes.

  • 1