Local

Comienza la reurbanización del Monumento para construir un ascensor hasta el Metro de Sevilla

Las obras de reurbanización de la barriada del Monumento de San Juan de Aznalfarache han comenzado. Los trabajos, que incluyen el ascensor hasta el intercambiador del Barrio Bajo y el centro de interpretación de los restos arqueológicos, tiene un plazo de ejecución de 11 meses.

el 16 sep 2009 / 03:45 h.

TAGS:

Las obras de reurbanización de la barriada del Monumento de San Juan de Aznalfarache han comenzado. Los trabajos, que incluyen el ascensor hasta el intercambiador del Barrio Bajo y el centro de interpretación de los restos arqueológicos, tiene un plazo de ejecución de 11 meses.

La intervención ha comenzado por la retirada del cerramiento que se situó para tapar las obras del Metro de Sevilla, que circula bajo la explanada. Posteriormente, la constructora colocará uno nuevo e iniciará los movimientos de tierra para preparar el enclave donde se instalará el ascensor, inclinado, y las nuevas escaleras fijas que comunicarán con el Barrio Bajo.

El siguiente paso será cubrir los restos arqueológicos hallados en la plaza Doctor Muñoz Cariñanos durante la ejecución de las obras de la línea 1, al mismo tiempo que comenzarán los cimientos del centro de interpretación que albergará los vestigios.

La ejecución de los micropivotes para la cimentación del lugar donde irá el ascensor también comenzarán en breve, según informó ayer la Consejería de Obras Públicas en un comunicado. La ejecución de esta doble intervención, que supone una inversión en la barriada de casi tres millones de euros, tiene un plazo de 11 meses y generará 30 empleos, entre directos e indirectos, según las mismas fuentes.

La nueva explanada va a conformar un amplio espacio libre que permitirá que el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, que preside Juan Ramón Troncoso (PSOE), organice multitud de propuestas, con lo que recuperará el protagonismo que tuvo históricamente como punto de encuentro en el pueblo.

De este modo, a una cota un poco más baja, junto al pie del cerro sobre el que se asienta el Monumento y la barriada del Loreto, se situará una pequeña plaza tipo mirador en el conocido como parque de las Monjas, a la que se dotará de escaleras y de un ascensor con capacidad para 25 usuarios. Con esto se salvará, tanto a pie como por medios mecánicos, el desnivel que existe entre el cerro y la carretera que conecta el Barrio Bajo con La Pañoleta (Camas). Desde aquí hasta el intercambiador -al otro lado de la citada carretera- está prevista la colocación de un paso exclusivamente para peatones.

El último paso con el que concluirá esta completa obra consistirá en poner en valor los restos arqueológicos hallados durante la ejecución de la línea 1. Sobre estos vestigios se levantará un centro de interpretación.

Todo este proyecto permitirá cambiar el paisaje del municipio, al tiempo que se garantizará la movilidad y el acceso de los vecinos a la línea 1 de una manera cómoda y segura.

  • 1