Comienzan a analizar los restos de amianto de Cortijo de Cuarto

Los trabajos determinarán cuánto costará descontaminar el suelo.

el 20 ago 2013 / 23:00 h.

Después de que en el pasado mes de abril se determinase que los polvos blancos hallados en Cortijo de Cuarto, propiedad de la Diputación, tenían trazas de amianto, la Institución provincial, a través de su sociedad Sevilla Activa, inició ayer el estudio de caracterización y análisis de los riesgos que puede producir esta sustancia, para examinar, evaluar y cuantificar su impacto, el importe que supondrá la descontaminación de la parcela y determinar la responsabilidad del vertido. Este primer trabajo de campo concluirá hoy y lo está ejecutando una empresa homologada del sector. Ésta está realizando las catas en el terreno para recoger unas muestras que serán analizadas y así poder diagnosticar su repercusión. Los resultados de esta primera fase del estudio se espera que estén para los primeros días de septiembre. La voz de alarma sobre la aparición de amianto en Cortijo de Cuarto la dieron en el mes de septiembre pasado vecinos de la promoción Jardines de la Alhambra cuando vieron unos polvos blancos en Cortijo de Cuarto. Estos ciudadanos siempre han estado en alerta, debido a que los 68 pisos de la urbanización se levantaron en los alrededores de la fábrica de Uralita, tras un previo proceso de limpieza del terreno. Por ello, se preocuparon y mucho cuando vieron esa sustancia en el solar de la Diputación, institución a la que se dirigieron para alertar de lo que finalmente se confirmó: que el polvo blanco tenía trazas de amianto de la antigua fábrica de Uralita, cuyos trabajadores con enfermedades profesionales relacionadas con la exposición a esta sustancia demandan una indemnización de 2,2 millones de euros. La Corporación Provincial al conocer la contaminación del suelo dejó claro que se acometería la limpieza del mismo y se adoptarían las medidas cautelares necesarias para proteger la parcela, sin esperar a que Uralita comenzase a actuar. El diputado de Sostenibilidad y Ciclo Hidráulico, Antonio Conde, señaló a este periódico en el mes de junio, que se iba a actuar, “porque la salud de las personas está por encima de todo”. Eso sí, aclaró que se reclamará a la empresa que pague unos trabajos que entiende que corresponderían a la fábrica. Asimismo, dijo no descartar otro tipo de reclamaciones ya que, según advirtió, “somos también afectados”. Por su parte, los vecinos de la zona aseguraron ayer que están dispuestos a realizar todo tipo de medidas que sean necesarias para que se actúe en el solar y quede totalmente libre de amianto. Una de sus primeras acciones ha sido el inicio una recogida de firmas a nivel nacional para exigir que se actúe en Cortijo de Cuarto, porque entienden que se tiene que dar una solución. Asimismo, indicaron que no entienden que se estén tomando muestras de nuevo del terreno “cuando la Diputación ya encargó unos análisis que confirmaron que los suelos de Cortijo de Cuarto están contaminados por amianto”, criticó Maribel Vázquez, una de las vecinas afectadas, quién exigió que se tiene que actuar con celeridad y no perder más tiempo. En este sentido, remarcó que no van a parar hasta que las máquinas comiencen a trabajar para retirar el amianto, porque en la zona además de haber viviendas muy cerca de la parcela también se encuentra el colegio de Infantil y Primaria José Sebastián y Bandarán.

  • 1