jueves, 21 febrero 2019
14:47
, última actualización
Deportes

Como el Betis no suba el sábado...

El ascenso estará mucho más complicado la próxima temporada. Sólo dos equipos subirán directamente, y el tercero saldrá de un play off con dos eliminatorias.

el 15 jun 2010 / 20:49 h.

El equipo verdiblanco durante el entrenamiento de ayer.
Los béticos tienen asegurado el nerviosismo y el dramatismo para la tarde del sábado porque o su equipo sube a Primera o se queda un año más en Segunda, con toda la ruina que semejante batacazo puede representar para el club verdiblanco, con una deuda gigantesca y unos ingresos televisivos que en la categoría de plata no están a la altura de su historia y sus necesidades. Tanto sufrimiento se dará por bien empleado si el conjunto de Víctor Fernández regresa a la división de honor, como es lógico. Y viendo lo que decidió ayer la Liga de Fútbol Profesional (LFP), más le vale conseguirlo. El ascenso está crudo esta temporada, pero más lo estará la próxima porque ya no serán tres los equipos que suban directamente, sino dos. El otro saldrá de un play off de dos eliminatorias entre el tercero, el cuarto, el quinto y el sexto.

La remodelación del sistema de ascensos fue aprobada ayer por la Junta de Segunda División de la LFP por amplia mayoría. Catorce votos contra dos. Uno de los votos opuestos a la reforma era del Betis, que no acudió en persona pero delegó en otro club. La entidad de La Palmera no ve bien el cambio porque considera que complica mucho el ascenso y no hace justicia a lo que ocurra en la liga regular, pero los cambios estaban virtualmente aprobados de antemano. De hecho, aunque faltan los beneplácitos de la Asamblea de la LFP y de la Federación, no habrá ninguna novedad. Ni en ese sistema ni en las fechas: la campaña regular comenzará el fin de semana del 29 de agosto y acabará el del 5 de junio, con dos jornadas en miércoles (2 de marzo y 11 de mayo).

Cuando termine el campeonato empezará la promoción. Tercero contra sexto y cuarto contra quinto. La ida se jugará el 8 de junio en el campo del peor clasificado y la vuelta, el 12 en casa del mejor clasificado. Los dos vencedores se enfrentarán entre sí los días 15 y 19 de junio, también con ventaja de campo para el que mejor acabe la liga regular.

46 PARTIDOS PARA SUBIR. La nueva Segunda División provoca dos reacciones instantáneas. La primera es que ascender directamente será complicadísimo. Ya lo es con tres plazas, así que huelga imaginarse cómo será con una menos. Y la segunda es que subir indirectamente será durísimo. Para hacerlo serán necesarios la friolera de 46 partidos, los 42 de la liga regular y los cuatro de la promoción. Ni que decir tiene que también habrá un equipo que disputará todos esos encuentros, casi 50, y sin embargo se quedará sin ascenso. Terrible, vamos. El Betis estaba en contra de esta remodelación, aunque a día de hoy le vendría bien: de no subir el sábado, al menos tendría garantizado el play off.

  • 1