Local

«Como es mujer y utilizable...»

La portavoz del PP en el Parlamento, Esperanza Oña, critica con dureza en su blog a Carme Chacón, Leire Pajín y Bibiana Aído, no por su gestión política, sino por su condición de mujer. Oña habla de ellas como si se tratasen de objetos de márketing y duda de que tengan algún mérito para estar donde están.

el 16 sep 2009 / 04:43 h.

TAGS:

Uno de los iconos del feminismo, Simone de Beauvoir, dijo una vez que sólo cuando oía a una mujer criticar a otra mujer por su condición de mujer, desearía ser hombre. La portavoz del PP en el Parlamento, Esperanza Oña, ha colgado en su blog un artículo durísimo contra Carme Chacón, Leire Pajín y Bibiana Aído, para exponer esta idea: las mujeres del PP están donde están por su valor como políticos, y las mujeres del PSOE se han convertido en ministras sólo por ser mujeres. ¿Hablaba de esto Simone de Beauvoir?

La alcaldesa de Fuengirola escribe: "La ministra de Defensa, Carme Chacón, fue elegida por estar embarazada. Nadie puede negar que resultaba tremendamente vendible la imagen de una mujer en este ministerio, máxime con barriga y vestidos premamá". Y añadía: "Por la personalidad que intuyo en la ministra, casi podría asegurar que toda su vida ha mirado al ejército con desdén considerándolo prescindible y rancio".

Hace años que PSOE y PP libran esta batalla dialéctica a camino entre la ideología y el márketing: Oña aclara que un cargo político, sea ministro o concejal, debe ser elegido por "su experiencia y formación". Sin importar si es blanco o negro, alto o bajo, hombre o mujer. "Dadas sus cualidades, si fuese hombre no ocuparía el cargo que desempeña", dice de Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE. El PP cree en la meritocracia por encima de la igualdad de género, rechaza la discriminación positiva hacia la mujer, hasta el punto de acusar al Gobierno de paternalista por imponer la paridad por ley. Por eso votó en contra de la Ley de Igualdad en el Congreso e impugnó, sin éxito, las listas cremalleras ante el Constitucional.

El PSOE, en cambio, defiende que en la sociedad existe un desequilibrio cultural e histórico entre hombres y mujeres, que obliga a ellas a esforzarse el doble para lograr lo mismo que ellos. Mientras más suben de status, más se agudiza la desigualdad. Por eso diseñaron normas sociales, políticas y educativas para corregir este desequilibrio heredado.

Una semana después de publicar el artículo contra las ministras, que despertaron las protestas del PSOE de Málaga, Oña decidió hablar de las desigualdades de género en otro texto: "La media europea de paro femenino es del 8%, la andaluza del 27%. Las mujeres en Andalucía cobran un 26% menos que los hombres".

En efecto esa realidad existe, pero el artículo de Oña -Cuadrícula del sexo- era, en realidad, un ataque directo a tres miembros del Gobierno y del PSOE para llamarles mujeres objeto. Cuando Oña cuestiona en otros artículos a miembros masculinos del Gobierno o al propio Zapatero, sus críticas hablan de gestión política, no de condición sexual. Sobre Bibiana Aído, en cambio, dice que "su único mérito" es ser "ahijada de Chaves". "Como es mujer y utilizable, no importa la ausencia de experiencia y formación. Y sobre Pajín, insiste: "Leire es joven y mujer, productos vendibles y que juntos, se potencian". No es la primera vez que Oña ataca a las mujeres del Gobierno. Ya había llamado "ministras patéticas" a Aído y a Trinidad Jiménez en otro texto, donde quiso hacer notar que las dos "se reían como hienas".

  • 1