Local

Cómo luchar desde casa contra la contaminación

Cada ciudadano puede desarrollar un plan para combatir individualmente la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

el 20 mar 2010 / 19:29 h.

TAGS:


La batalla contra cambio climático mueve grandes cifras de millones de euros, enormes convenciones y multitudinarias manifestaciones, y también mueve conciencias. El ciudadano de a pie, ese que no entiende en muchas ocasiones qué son los derechos porcentuales de emisiones de gases, los porcentajes de ayuda a los países del tercer mundo o por qué dos grados más de temperatura pueden provocar un gran colapso en el planeta, sí ha de saber que lejos de las grandes conferencias gubernamentales y planes de Gobierno puede desarrollar su particular lucha con las emisiones de gases durante su jornada habitual. Desde que se levante hasta que se acueste -y también mientras duerme- hay una enorme lista de propuestas que se pueden hacer en casa para conseguir, entre todos, lo que de momento parece una utopía.


Después del fracaso de la cumbre de Copenhague, la UE espera que EEUU avance en su propuesta de reducir un 17% las emisiones de C02 para 2020 y busca recuperar la confianza de los países para que no diluyan los débiles compromisos alcanzados. La cumbre del clima, que quiso liderar la UE, acabó sin compromisos concretos y vinculantes, con un texto final negociado entre Estados Unidos, China, India y Brasil. Tal fue el fiasco de la esperada cumbre que el acuerdo no fijó objetivos de reducción de gases, aunque sí limitó la subida de temperaturas a dos grados centígrados para evitar una catástrofe y se volvieron a poner todas las esperanzas en la próxima conferencia mundial sobre el clima, que tendrá lugar en México a finales del presente año.


comenzar en casa. Dado que el acuerdo político se antoja complicado, Manuel Enrique Figueroa, catedrático de Ecología de la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla, refleja en la Guía universitaria de buenas maneras ante el cambio climático todo un paquete de medidas para lograr ese famoso 20/20/20 (un 20% menos de emisiones en el año 2020 y con un 20% más de energías renovables) del que se habla en las grandes cumbres. Para él, el problema actual viene del modelo, que califica como "un auténtico desastre" porque la energía se entiende actualmente en muchos sectores como "una forma de negocio".


Para luchar a favor del planeta y lograr que estas propuestas que detalla en la guía sirvan para algo insiste en que "tanto la ética individual como colectiva deben llevar aparejado un comportamiento político" porque en caso contrario, "no servirá absolutamente para nada". "¿No deberíamos ser más cautos y establecer límites a nuestro crecimiento de acuerdo a las tasas de recuperación que nos impone la naturaleza?". Ahí está la respuesta. Si todos los países tuvieran el ritmo de consumo de recursos de los países industrializados necesitaríamos tres planetas Tierra para poder abastecernos.


Sí reconoce la guía universitaria que las medidas políticas que establecen los diferentes gobiernos son muy importantes a la hora de determinar la evolución de los sistemas productivos, aunque insiste en que los ciudadanos tenemos "una importante responsabilidad y una capacidad real" de incidir en el proceso de transformación de la sociedad hacia modelos de consumo "sostenibles", y recalca que "conseguir una sociedad sostenibles es tarea de todos, aunque ha de comenzar por uno mismo".
Para él, son importantes los principales términos que define como las grandes R: reflexiona, rechaza, reemplaza, reduce, repara, reutiliza, recicla y recupera. A partir de ahí, toda una enorme propuesta de consejos para conseguir un medio ambiente más sostenible ya sea en casa, en el trabajo, en el coche o en las compras de cada día. Son una propuesta para a cambiar los malos hábitos de forma ecológica, a veces de manera muy sencilla. Otras son más complicadas pero con el esfuerzo de todos harán posible un mundo mejor.

  • 1