Local

¿Cómo son los próximos reyes?

Un libro profundiza en las figuras de los príncipes de Asturias en un año en el han ganado protagonismo

el 08 ene 2011 / 20:09 h.

TAGS:

  • Los periodistas Carmen Enríquez y Emilio Oliva han trazado en Los príncipes. Preparados para reinar un profundo retrato del heredero de la Corona y su esposa a través de los testimonios de más de 70 personas que han compartido sus actividades oficiales y privadas. Un 2010 en el que los príncipes de Asturias han ganado protagonismo a raíz de la extirpación el pasado mes mayo de un nódulo benigno en el pulmón al rey Juan Carlos y que le mantuvo alejado de sus obligaciones.

    En su tradicional discurso de Nochebuena, el monarca aseguró que seguirá cumpliendo siempre "con sus funciones constitucionales al servicio de España". No obstante, su enfermedad y posterior recuperación han propiciado que don Felipe y doña Letizia asumieran algunas de las funciones de don Juan Carlos, así durante la presidencia española de la Unión Europea (UE) se hicieron cargo de la Cumbre UE-América Latina.
    "Hemos tratado de hacer una panorámica de los príncipes periodística, correcta, honesta y entretenida", afirman los autores al explicar el proceso de elaboración de este libro, que publica la editorial Aguilar. El proyecto comenzó cuando Carmen Enríquez y Emilio Oliva, autores de Doña Sofía. La reina habla de su vida (2008), se ocupaban de la información de la Casa Real en sus respectivos medios -TVE y la Agencia Efe- y tomó un nuevo rumbo tras la boda en 2004 del heredero de la Corona con Letizia Ortiz, con el objetivo de acercar los futuros reyes de España a la opinión pública.

    El libro recoge los retratos personales de don Felipe y doña Letizia, relata su forma de vida, explica cómo realizan su trabajo, indaga sobre la acogida que sus figuras y la de la institución monárquica tienen en la sociedad y aborda también cuáles son los retos que han de enfrentar en el futuro. "Hemos procurado en todo momento que el relato sea claro, que se entienda y que entretenga, aunque hable de algo tan serio como el futuro de España", afirma Emilio Oliva.

    Más allá del tópico de que el príncipe es una persona "sobradamente preparada" y algo distante, el libro traza el perfil de un hombre meticuloso en su trabajo, reflexivo, prudente; un noctámbulo que madruga por obligación, que disfruta comiendo un bocadillo y tomando un vino con sus amigos, y que es feliz con su actual vida familiar. "La princesa ha ejercido una influencia positiva en él -señala Enríquez-, porque ha contribuido a que sea más abierto y más amable. El príncipe ha cambiado desde que está con ella".

    Brisa fresca. El libro muestra a la princesa Letizia como una persona con una curiosidad extrema por aprender, con una gran voluntad de superación y que gracias a su afán perfeccionista ha podido adaptarse a su papel institucional, aunque ese mismo perfeccionismo la lleva a mantenerse tensa en más de algún acto público.La princesa ha contribuido a popularizar una institución de por sí un poco rígida, señalan los autores, que, sin embargo, alertan del peligro de que el seguimiento exhaustivo de la imagen de doña Letizia en determinados medios del corazón provoque la banalización de las actividades de la Corona. En el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de noviembre, la Monarquía junto al Ejército, eran las dos instituciones más valoradas por los españoles.El texto ahonda en las actividades públicas de los futuros reyes y también su vida en común junto a sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, e incluye anécdotas como la que contó la madre de uno de los compañeros de clase de la primogénita de los príncipes. "Uno de sus compañeros le preguntó meses después de empezar las clases ‘oye, tú, ¿por qué sales en las revistas? Y ella le contestó con mucho desparpajo: ‘porque vivo en la casa de un príncipe'".

    En este trabajo exhaustivo han ofrecido sus puntos de vista políticos como José Bono, Mariano Rajoy, Leire Pajín, Manuel Marín, Cayo Lara o Alberto Ruiz-Gallardón, los periodistas Luis María Anson, Antonio San José y Cristina Acebal, la académica Carmen Iglesias, los rectores Gregorio Peces-Barba y Pedro González Trevijano. Para mostrar su personalidad, Carmen Enríquez y Emilio Oliva han contado también con el testimonio de amigos de la pareja y personas cercanas a su actividad que han preferido mantener el anonimato.

    A través de todos estos testimonios, el libro concluye que no está fundamentado "el miedo al vacío" ante el futuro relevo al frente de la Casa Real, ya que los príncipes "están preparados para llevar a cabo la sucesión cuando les corresponda hacerlo". "La conclusión es que, efectivamente, la personalidad del rey es enorme, pero que lo que venga después también funcionará y que España puede dormir tranquila", destacan los autores.
    Es una opinión respaldada por los sondeos citados en el libro y que indican que, según un prolongado estudio hecho durante más de dos décadas por la empresa especializada ASEP, una media del 80% de los españoles considera, año tras año, que la sucesión se hará sin problemas. El libro señala que "pocos son los partidarios de la abdicación" y "muchos los que prefieren la fórmula de dar paso al heredero sólo a la muerte del titular de la Corona", aunque "todos entienden que ésa es una opción del rey".

    • 1