miércoles, 12 diciembre 2018
00:41
, última actualización
Deportes

Como un día de Reyes

La Universidad Pablo de Olavide acogió ayer la III Edición del Torneo de Fútbol Base Fundación Cajasol con equipos de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Huelva. Una auténtica fiesta formativa.

el 28 dic 2014 / 19:25 h.

Como el mismo 6 de enero. Así se disfrutó ayer en las instalaciones de la Universidad Pablo de Olavide con la III Edición del Torneo de Fútbol Base de la Fundación Cajasol. Tuvieron que madrugar mucho, sobre todo, los venidos desde más lejos, pero todos aterrizaron en la Carretera de Utrera con una sonrisa en la cara y con el nerviosismo propio de un día de Reyes. El regalo no era otro que el poder participar de una apasionante jornada futbolística y enfrentarse a rivales de todos los rincones de Andalucía occidental. Concretamente, participaron la Fundación Real Betis Balompié, la Fundación Recre, perteneciente al Recreativo de Huelva, y las escuelas de fútbol del Lucena CF, Xerez Chapín, Chiclana Balompié, Bahía de San Fernando CD, Antonio Puerta Sevilla FC y Michael Robinson, en representación del Cádiz CF. En total, 32 encuentros que se disputaron entre las 10.00 y las 14.30 horas entre las categorías de benjamines e infantiles. Todo comenzó con la fase de grupos, disputada en cuatro campos de fútbol 7 con cuatro encuentros que se disputaban cada 20 minutos y que daban comienzo siempre al unísono. Con una organización sobresaliente y con un cuerpo arbitral ejemplar todo se desarrolló según lo previsto. En benjamines, los pequeños de la Escuela Antonio Puerta perteneciente al Sevilla FC y los de la Fundación Real Betis Balompié causarían grandes sensaciones, logrando disputar al final del torneo un miniberbi sevillano que se terminó en empate por decisión propia de los técnicos cuando ambos equipos se encontraban en la tanda de penaltis. Sin duda, una clara muestra de los valores que pretende ensalzar la Fundación Cajasol en este tipo de eventos. La deportividad y el respeto por el contrario. Mientras tanto, en infantiles fue la Fundación Recre la que acabaría jugando una final entre primeros clasificados con la Escuela Antonio Puerta. No obstante, todos los participantes jugaron el mismo número de minutos –o al menos eso intentaron sus entrenadores– y el mismo número de partidos, ya que la organización siempre deja claro a través de las palabras de su presidente, Antonio Pulido, “que no existen vencedores ni vencidos, son todos campeones”. Tras los 32 envites disputados, se llevó a cabo una entrega de premios en la que no se hizo distinción especial fruto también de esa ideología del torneo. Asimismo, la escuela del Chiclana recibió, como todos los que debutan en este campeonato, un desfibrilador semiautomático para contar con todos los medios requeridos para velar por la salud de los más pequeños.

  • 1