Economía

Cómo usar el ordenador con todo nuestro cuerpo

La ‘spin off' malagueña Eneso crea un dispositivo para las personas con movilidad reducida

el 18 oct 2009 / 21:19 h.

La empresa malagueña Eneso ha desarrollado un dispositivo para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad motora severa. El proyecto, bautizado con el nombre de Enpathia, facilitará el manejo de los ordenadores a todas las personas discapacitadas.

"Nuestro objetivo es que cualquier persona pueda utilizar un ordenador, independientemente de sus límites físicos o discapacidades", comenta Salvador Sancha, uno de los componentes de Eneso.

Este innovador sistema, que está en trámites de patentarse, consiste en un periférico para el ordenador que permite controlar el cursor a través de los movimientos naturales de alguna parte del cuerpo como la cabeza, la pierna, el antebrazo, etc. Para complementar esta prestación, estos jóvenes emprendedores han desarrollado una serie de aplicaciones informáticas que facilitan la entrada de texto o la interacción con el ordenador sin la necesidad de pulsadores adicionales.

Para que esta prestación llegue a todo el mundo debe ser económica. "Los productos que existen actualmente en el mercado tienen un precio mucho más elevado que el que ofrecemos nosotros, por eso, hemos desarrollado esta novedosa herramienta cuyo coste no será superior a la de cualquier otro periférico del computador como los altavoces, la webcam o el ratón", añade Sancha.

Al crear un producto útil y barato, los centros de internet tanto públicos como privados podrían obtener más usuarios. Podría ser el caso de los centros Guadalinfo creados por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa. "Estos gabinetes informáticos pueden ser uno de los grandes beneficiados", explica Salvador Sancha.

"Nos gustaría que los centros Guadalinfo que están situados en los distintos puntos de Andalucía fuesen accesibles para cualquier tipo de persona. De este modo, todos los individuos con discapacidad podrían utilizar las computadoras sin ningún tipo de problema y sin la ayuda de nadie", continúa Sancha.

  • 1