Deportes

Competición sanciona con un partido a Campbell y Perquis y el club no recurrirá

el 27 sep 2012 / 18:18 h.

Campbell en el momento de la expulsión.

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) ha sancionado hoy con un partido de suspensión a los jugadores del Betis Joel Nathaniel Campbell y Damien Perquis, expulsados ayer en el encuentro que les enfrentó al Atlético de Madrid.

Una decisión contra la que no presentará recurso alguno el club heliopolitano ante el Comité de Apelación, ya que entiende que no hay posibilidades de que prospere un supuesto recurso dada la contundencia con la que Competición defiende la subjetividad del colegiado como argumento.

En el caso de Campbell, que vio una tarjeta amarilla por derribar a un rival en el minuto 62, el árbitro del encuentro señaló en el acta que le amonestó por segunda vez en el 77 por "jugar el balón con la mano, acomodándoselo para intentar rematar a gol", sin advertir que la pelota contactó con el jugador del Betis después de que el lateral del Atlético Filipe Luis la tocara con el brazo.

Competición dice que, vistas las imágenes, "se aprecia inequívocamente que el balón contacta con el brazo del citado jugador, aun cuando, en efecto, se hayan producido una serie de rebotes del esférico entre el jugador amonestado y el adversario".

El comité añade que, por tanto, "la intención del jugador en cuestión constituye una circunstancia de carácter eminentemente subjetivo que queda dentro del ámbito de la competencia del director de la contienda, sin que prevalezca contra tal apreciación cualquier otra no menos subjetiva de quien impugna la decisión arbitral".

Competición también ha rechazado las alegaciones de Perquis, que vio la roja directa en el minuto 47 por sujetar al delantero rojiblanco Radamel Falcao dentro del área, "impidiendo una manifiesta ocasión de gol".

Los miembros del comité, en este caso, creen "perfectamente razonable que el colegiado del encuentro pudiera entender que, además de producirse un agarrón susceptible de impedir la jugada del adversario, se trataba de una ocasión manifiesta de gol".

  • 1