Economía

Compromiso con recompensa

La Escuela Andaluza de Economía galardona a AICIA y a Julio Alcaide

el 04 nov 2010 / 21:53 h.

Juan Salas, Carlos Bordons, Carmen Alcaide, hija de Julio Alcaide, y Manuel Ángel Martin, director de la Escuela.

La innovación y la investigación son dos valores en alza en los tiempos que corren. Con el objetivo de reconocer públicamente estos dos rasgos tanto en el sector económico como en el científico, la Escuela Andaluza de Economía entregó ayer los Premios Bernardo y Antonio de Ulloa, que recayeron en la Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (AICIA) y en el investigador Julio Alcaide y que fueron entregados ayer en el Archivo de Indias de Sevilla.

"Para AICIA es una distinción muy importante porque reconoce la labor que lleva ejerciendo la asociación desde que se creó hace ya 30 años y cuyo objetivo es funcionar como vínculo entre la Universidad y la empresa", señaló ayer el director regente de la entidad, Carlos Bordons.

En concreto, se trata de una organización que ofrece servicios tecnológicos y de innovación a empresas. Potencia la competitividad de sus clientes y contribuye al desarrollo de la sociedad mediante actividades de I+D+I, aseguró ayer la Escuela Andaluza de Economía en una nota.

Los sectores de aplicación de su actividad de I+D+I se centran en todas las áreas de la ingeniería industrial, química, civil, aeroespacial y de telecomunicaciones. Además, posee laboratorios de investigación en las diferentes áreas de su actividad, así como convenios para la utilización conjunta de los laboratorios y talleres de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla.

Asimismo, Bordons destacó el papel de Antonio y Bernardo de Ulloa, personajes que dan título al premio, ya que, "aunque vivieron hace tres siglos, son prototipo del investigador que queremos fomentar desde la asociación".

En concreto, Bernardo de Ulloa fue uno de los primeros economistas andaluces reconocido. Mercantilista, fue autor de dos obras de gran relieve en la historia de la economía hispana, en las que formulaba diferentes medidas para estimular el comercio marítimo en tiempos de Felipe V. Su hijo, Antonio de Ulloa, fue un científico y marino. Triunfó gracias a sus inquietudes investigadoras, que lo llevaron a realizar experimentos en el ámbito de la navegación y de la cartografía en diversas expediciones a América.

El otro premio, el referido a la investigación e innovación económica, recayó en Julio Alcaide. Nacido en Cádiz (1921) y criado en Hinojosa del Duque hasta los 15 años, posee la Medalla de Andalucía y fue pionero en España en la interpretación estadística. Está considerado una autoridad en el análisis de la distribución de la renta y trabajó para Funcas, de la que es asesor.

En 1991 recibió el Premio de Economía Rey Jaime I y es ex director general de Planificación del Ministerio de Economía, hijo predilecto de Cádiz, subdirector del servicio de estudios del Banco de Bilbao y jefe del Departamento de Estudios del desaparecido Servicio Sindical de Estadística. También formó parte del grupo de expertos de Previsión Económica.

Con este galardón, la institución pretende recompensar social y económicamente el compromiso con el desarrollo de la sociedad de destacados científicos y economistas.

  • 1