Local

Con arte y sin Sevilla

En el mundo hay acontecimientos de muy diversa índole pero, grosso modo, podríamos dividirlos en los que se integran en el lugar donde se realizan y los que constituyen un quiste que poco o nada tienen que ver con el entorno.

el 15 sep 2009 / 05:17 h.

En el mundo hay acontecimientos de muy diversa índole pero, grosso modo, podríamos dividirlos en los que se integran en el lugar donde se realizan y los que constituyen un quiste que poco o nada tienen que ver con el entorno. Aunque pasar de lo segundo a lo primero en muchos casos requiere tiempo, cualquiera que analice la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla llegará a la conclusión de que la conjunción de Sevilla con ella aún no se ha materializado. Yo he tenido la suerte de estar en Venecia en dos ocasiones mientras tenía lugar su Bienale, cuyo recinto principal se encuentra mucho más alejado que en nuestra ciudad el Monasterio de la Cartuja, y en todo el casco histórico veneciano, sin embargo, se respiraban sus aires. Eso no sucede en Sevilla.

Analizar los por qué sobrepasa en mucho los escasos renglones de esta columna pero, por de pronto, hay algunas cosas que diferencian esta bienal de la otra, la de Flamenco, comenzando por organismos -el Consejo Asesor, sin ir más lejos- que engloban a personas incardinadas en instancias muy diferentes, desde las tres universidades sevillanas a las Peñas de la provincia. La Fundación que rige esta otra es un organismo cerrado, no tiene ventanas que la comuniquen con los sectores artísticos y comerciales afines. Así, podrán realizar cuantas ediciones se quiera pero de Sevilla esta bienal seguirá teniendo sólo el nombre.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1