domingo, 17 febrero 2019
16:14
, última actualización
Local

Con el déficit, café para todos

El plan de ahorro de Zapatero no prevé trato de favor para las autonomías más saneadas, como pide el Gobierno andaluz.

el 30 may 2010 / 17:35 h.

TAGS:

Las comunidades deben presentar su plan de austeridad en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.
El Gobierno fijó el viernes el déficit que deben cumplir las comunidades para sanear las finanzas públicas. Deberán alcanzar un 3,1% de deuda en 2010 y llegar al 1,1% en 2013. El último dato del Banco de España apunta que la deuda de las autonomías subió en 2009 hasta el 8,2% del PIB. Andalucía, en un puesto intermedio, está en el 6,8%. Por eso pide que se ‘castigue' a las más endeudadas:Valencia (14,1%), Baleares (12,5%) o Cataluña (11,5%). El Gobierno no está por la labor. Un ejemplo: para los ayuntamientos no ha graduado la restricción del crédito.

 

ANDALUCÍA
Deuda por habitante: 1.185 euros
Presupuesto: 33.737 mill. de euros

El Gobierno andaluz alardea de tener sus finanzas públicas entre las más saneadas de las comunidades autónomas. Su deuda en términos absolutos asciende a 9.840 millones de euros. Por eso el Ejecutivo de José Antonio Griñán exigirá en el Consejo de Política Fiscal y Financiera al Gobierno de la Nación que el plan de ahorro repercuta de manera desigual en las comunidades. Reclama un trato de favor a las autonomías que han hecho sus deberes y descartaron acudir al endeudamiento en años anteriores. Eso significaría directamente que las más endeudadas hagan un esfuerzo mayor.
Griñán detallará el plan de ahorro que ha diseñado su Gobierno hasta 2013 dentro de dos semanas en el Parlamento.
Mientras tanto su gabinete ya ha aprobado la traslación del decreto-ley de Zapatero que afectará a 245.000 funcionarios de la comunidad y que la Junta extenderá a sus empresas públicas. El ahorro estimado en dos años es de unos 860 millones de euros. Ha topado con los sindicatos, que han amagado con ir a los tribunales si las medidas se imponen en entes públicos donde existan convenios colectivos previos. La Junta negociará aplicar la reducción salarial en sociedades mercantiles y la educación concertada (unos 40.000 trabajadores).
Griñán no ha descartado una revisión de los impuestos y ha defendido públicamente que los que más tienen paguen más. Aprobará además un plan contra el fraude y la economía sumergida. En su guión también ha situado medidas para reestructurar el sector público, suprimiendo y fusionando empresas públicas (Andalucía cuenta con 317 entes instrumentales). Ha reducido su Gobierno de 15 a 13 consejerías y ha suprimido 39 altos cargos. La Junta aplazará inversiones en infraestructuras.

CATALUÑA
Deuda por habitante: 3.203,9 euros
Presupuesto: 33.066 mill. de euros

El Gobierno catalán del socialista José Montilla es el que tiene la deuda más elevada en términos absolutos (22.605 millones) y ha sido el primero en afrontar una subida de impuestos. La Generalitat gravará las rentas más altas a través de su tramo del IRPF, una medida que prevé aplicar desde junio en sintonía con la subida del IVA y con la que aspira a mejorar notablemente su recaudación. Además habrá un incremento del 1% en el impuesto de transmisiones patrimoniales (del 7 al 8%); el de actos jurídicos documentados (del 1 al 1,2%) y se cobrará una tasa especial sobre determinados medios de transporte. En paralelo, una reforma fiscal permitirá a más ciudadanos estar exentos de tributar en sucesiones y donaciones.
"No somos tan ricos como pensábamos...". Con esa frase lapidaria de Montilla, su gabinete comenzó a realizar ajustes. La Generalitat defiende que lleva ejecutando medidas de contención desde 2008, aunque su déficit se ha disparado. Hace dos años se congelaron los salarios de los altos cargos, aunque con diferencia el presidente de la Generalitat y su equipo perciben los salarios más altos del país, a pesar de que también se aplicarán el recorte del 15%. En Cataluña gobierna un tripartito, lo que obliga al reparto de parcelas de poder. Montilla, con el equipo de gobierno más amplio, se ha negado a eliminar departamentos (14) como la vicepresidencia o la Consejería de Relaciones Institucionales, en manos de sus socios. Asegura que ésas son medidas "cosméticas". Los 290.000 funcionarios de Cataluña también sufrirán el recorte salarial. Una medida que la Generalitat quiere extender a sus empresas públicas y al personal de los centros sanitarios y educativos que tienen un concierto con la administración. Esa última pata repercutirá en 70.000 trabajadores.

CASTILLA Y LEÓN
Deuda por habitante: 1.258 euros
Presupuesto: 10.575,5 mill. de euros

El Gobierno que preside Juan Vicente Herrera (PP) comparte discurso con Andalucía. El Ejecutivo popular dice que arrimará el hombro en el plan antidéficit de Zapatero pero "no a cualquier precio". Advierten de que no todas las comunidades han actuado igual en los últimos años y algunas sí han hecho los deberes. Cumplirán con el mandato antidéficit sólo si a cambio se tiene en cuenta, alertan, su labor previa de "austeridad".
Como todos los populares, el gabinete de Herrera realiza una lectura muy negativa del plan de recortes del Gobierno central: "Ni ayudará a la reactivación económica ni creará empleo". Descartan subir o recuperar impuestos suprimidos como el de Sucesiones y Donaciones. Asimismo, no acometerán una reestructuración del Gobierno autonómico (con dos vicepresidencias y 12 carteras).
Sus recetas son las que defendió en el Congreso el PP de Mariano Rajoy. El Gobierno castellanoleonés baraja un recorte del 10% en las subvenciones que da a colectivos, empresarios y sindicatos. La aplicación de los recortes a sus 175.000 funcionarios y a sus altos cargos supondrá un ahorro de 110 millones de euros, según calculan. Además el Gobierno regional estima que 400.000 pensionistas sufrirán la congelación y 21.000 familias perderán el cheque-bebé. Las Cortes ahorrarán un millón con recortes a sus cargos y en la asignación a los grupo políticos.

COMUNIDAD VALENCIANA
Deuda por habitante: 2.812,7 euros
Presupuesto: 14.876 mill. de euros

La comunidad que dirige Francisco Camps (PP) tiene su deuda desbocada y encabeza, por detrás de Cataluña, el ránking de deuda por habitante. En su Presupuesto destaca que los capítulos de gastos de personal y gastos corriente absorben más de la mitad del total de las cuentas (8.057 de 14.876 millones de euros).
El Gobierno valenciano es de los más beligerantes contra el plan antidéficit. Las Cortes valencianas han rechazado el recorte y han exigido a Zapatero una reforma laboral "urgente". Su política fiscal seguirá basada, han advertido desde la Generalitat, en reducciones de impuestos. Lo harán en su próximo Presupuesto, advierten, como receta para reactivar la economía. Justo la contraria de la que aplica Zapatero y las comunidades socialistas. El Gobierno valenciano augura que las subidas anunciadas para las rentas más altas recaerán sobre los hombros de las rentas medias. La supresión y bajada de impuestos, defienden, han ahorrado este año 500 millones a las familias valencianas. La comunidad de Camps es junto a Madrid la que tiene menor presión fiscal.
228.453 funcionarios se verán afectados por los recortes. Esta comunidad cuenta además con 136 entes instrumentales (aprobó un plan para suprimir nueve fundaciones y seis sociedades, con un ahorro estimado de 115 millones) y no han definido si estos sufrirán los recortes.

EXTREMADURA
Deuda por habitante: 984,9 euros
Presupuesto: 5.620 mill. de euros

Extremadura desvelará los detalles de su plan de ahorro en un inminente debate sobre la orientación de la política general de la Junta (similar al debate sobre el estado de la comunidad en Andalucía). El presidente socialista, Guillermo Fernández Vara, no descarta una subida de impuestos dentro de una reforma más amplia de su política fiscal que también, advierte, podría introducir rebajas.
El número de funcionarios extremeños se eleva a 93.993, la mayoría (47.648) autonómicos. A todos se les recortará el sueldo. También a los trabajadores de las empresas públicas. La oposición arremete contra una administración "desproporcionada". Si la población extremeña representa el 2,35% de la española, los funcionarios de esta comunidad alcanzan el 3,5% del total del país. Extremadura cuenta además con 76 entes instrumentales (empresas públicas, sociedades mercantiles, agencias...), de los 2.012 que contabiliza el Ministerio de Economía para todas las comunidades. El 3,7% de la red autonómica. La Junta extremeña ha reducido este año en seis sus empresas públicas y un 10% sus altos cargos y personal de confianza.En 2011 será un 20%. Cuenta con 11 consejerías.
En la hoja de ruta marcada por Fernández Vara figura una posible supresión de las ayudas regionales por bebé y se admite un recorte de las inversiones, con una excepción: la Alta Velocidad, alerta, debe ser intocable.

CASTILLA LA MANCHA
Deuda por habitante: 1.957,6 euros
Presupuesto: 9.616 mill. de euros

El presidente socialista de Castilla La Mancha , José María Barreda, ha adoptado la medida más directa: ha suprimido tres consejerías para ahorrar. Tal y como él mismo había pedido a Rodríguez Zapatero y aplicando unas de las recetas estrellas del PP contra el déficit, ha optado por meter la tijera en su equipo. Su Gobierno, con siete departamentos, es en la actualidad el más reducido de todas las comunidades autónomas, menor que el de regiones con mucha menos población como por ejemplo La Rioja (10). Barreda ha acometidos dos reducciones en esta legislatura, que inició con 14 consejerías, dejó en diez y ahora ha limitado a siete.
En paralelo también el Ejecutivo castellanomanchego ha metido la tijera en su sector público. El número de entes instrumentales pasará de 93 a 40. El Ejecutivo cerrará, fusionará o se ausentará de esos organismos. Todas estas medidas aportarán a las arcas autonómicas, según explicó Barreda, 100 millones este año. Hasta 400 millones "en un corto plazo". Los altos cargos bajarán sus salarios del 15 al 10% y los funcionarios, el 5%.
El presidente de Castilla La Mancha se ha mostrado a favor de subir los impuestos para que sean "justos y progresivos". Además Barreda ha impuesto en su Presupuesto una reducción del 10% del gasto corriente (un capítulo que se eleva a 1.208 millones en sus cuentas), sin afectar a las partidas sociales.

BALEARES
Deuda por habitante: 3.002 euros
Presupuesto: 3.570 mill. de euros

Las Islas Baleares acumulan la segunda deuda más elevada por habitante, por detrás de Cataluña y seguida de la Comunidad Valenciana.
El Gobierno balear , en manos del socialista Francesc Antich, ha declarado que está dispuesto a ahorrar 100 de los 200 millones que, según estimaciones del propio Ejecutivo, deberá aportar al ahorro de 1.200 millones exigido a las comunidades autónomas por el Gobierno de Zapatero. ¿Cómo lo hará? La reforma fiscal, como en Cataluña, es su principal baza. Deberá negociarla con la oposición para sacarla adelante en su Parlamento. Estudian un nuevo impuesto ecológico para gravar actividades contaminantes de las empresas productoras de energía. También prevén incrementar el tramo autonómico del IRPF a las rentas que superen los 53.400 euros. Para hacer más progresivo el Impuesto de Sucesiones estudian revisar los tramos actuales y aplicarlo con más rigor en las transacciones más elevadas. Ahora mismo es del 1% para todas las rentas. Igualmente barajan exigir al Gobierno central que recupere el Impuesto de Patrimonio.
Baleares, pese a su ejecutivo de signo socialista, lleva meses avisando de que mantendrá una actitud "muy reivindicativa" ante el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero. Dice estar dispuesto a reducir la mitad de lo que le demandan, pese a contribuir con su voluminosa deuda al déficit público. Alega que Baleares ha sido una de las comunidades peor financiadas de los últimos años y que ha registrado un gasto en servicios sociales inferior al resto de comunidades. Baleares cuenta con 55.723 funcionarios, sumando todas las administraciones, y el Govern tiene participación en 166 entes público. La voluntad del Ejecutivo es no afectar a los servicios sociales y asegura que "protestará" ante el tajo en obras públicas.

MADRID
Deuda por habitante: 1.812,5 euros
Presupuesto: 19.211 mill. de euros

El Ejecutivo de Esperanza Aguirre no se sale del guión del PP de duros ataques al plan antidéficit de Rodríguez Zapatero, pero a diferencia de otros barones populares, el Gobierno madrileño sí ha aplicado con diligencia el recorte a los funcionarios públicos. Eso a pesar de que Madrid es una de las comunidades más afectadas, con 427.650 funcionarios (161.884 autonómicos).
Aguirre -con unas finanzas públicas de las menos hipotecadas (aunque su deuda por habitante supera en 624 euros la andaluza, por ejemplo)- lleva un par de años adoptando medidas de ahorro. Iniciativas que la oposición critica por ser más efectistas de lo que realmente aportan a las arcas autonómicas. Aguirre fue la primera que aplicó una reducción de consejerías, rebajando el organigrama de la comunidad de 15 a nueve departamentos. Además en 2009 ya aplicó un recorte del 2% en los sueldos de los altos cargos. Medida que despreció la oposición recordando que justo el año anterior se había aprobado una polémica subida del 12%. El Gobierno madrileño también ha reducido el número de coches oficiales (de 125 a 77), con un ahorro de 2,1 millones de euros. Aguirre ha dado instrucciones a sus consejeros para que en la medida de lo posible "viajen en metro".
Con un total de 137 entes públicos (según datos del Ministerio de Economía), el Gobierno de Madrid ha anunciado que trabaja en un plan de para suprimir o reordenar empresas públicas.
Aguirre tiene uno de los discursos más duros contra la subida de impuestos. De hecho llegó a llamar a las comunidades a una "rebelión" contra la subida del 16 al 18% del IVA diseñada por Zapatero y que entrará en vigor el mes próximo. También está contra que se grave a los más ricos.

  • 1