Local

Con el ‘efecto Clegg’ a favor

El líder liberal sube 8 puntos tras el debate electoral del Reino Unido.

el 17 abr 2010 / 20:06 h.

TAGS:

El líder del Partido Liberal Demócrata británico, Nick Clegg, durante una entrevista.

Quien era un gran desconocido para la cuarta parte de los británicos puede tener ahora mismo en su bolsillo la llave del futuro Gobierno de las islas. El debate televisado el pasado jueves con los tres candidatos al 10 de Dowing Strett -el primero que se celebra en la historia británica- terminó con el líder del partido liberal demócrata, Nick Clegg, como claro vencedor.


Aunque su victoria no fue por ko, el joven de 43 años telegénico, bien parecido, de buena familia, con don de gentes y europeísta sí ofreció a sus rivales -el actual primer ministro, Gordon Brown, y el líder conservador, David Cameron- una buena lección sobre cómo manejarse ante las cámaras. Ahora, los asesores de los dos grandes partidos ingleses trazan a contrarreloj nuevas estrategias para sus jefes de cara a los dos debates que restan (22 y 29 de abril) y contrarrestar lo que los analistas políticos ya han bautizado como el "efecto Clegg".


De hecho, las encuestas de los rotativos británicos aseguran que si las elecciones se celebraran hoy el partido conservador de Cameron tendría un 33% de los votos, el liberal demócrata un 30% (ocho puntos más que antes del debate) y el laborista del primer ministro, un 28%, lo que deja muy abiertos los comicios que se celebrarán el próximo 7 de mayo.


Es más, si los liberal demócratas superan el 25% de los sufragios es casi seguro que no habrá una fuerza mayoritaria en el Parlamento británico (algo que no ocurre desde 1974) y los conservadores, incluso siendo la fuerza más votada, tendrían muy difícil gobernar. Clegg, casado con la abogada española Miriam González Duarte -hija del ex senador del PP y alcalde de Olmedo durante 21 años, José Antonio González Caviedes-, es hijo de un banquero mitad ruso y mitad inglés de una holandesa nacida en Indonesia. Estudió Arqueología y Antropología en la Universidad de Cambridge y completó su formación en la Universidad de Minnesota y en el Colegio Europeo de Brujas. Es ateo pero sus tres hijos -Antonio, Alberto y Miguel- están recibiendo formación católica por deseo de su madre.


Político de raza, comenzó como eurodiputado hasta que en 2005 logró saltar a la Cámara de los Comunes. En 2007 tuvo que asumir el liderazgo de su partido después de la inesperada dimisión de su predecesor, Menzies Campbell. Desde el primer momento ha sido un firme defensor de las políticas de respeto a los inmigrantes, de reformar el sistema político y en esta campaña ha puesto mucho interés en evitar que los jóvenes delincuentes sean enviados a las cárceles porque son "escuelas de criminales".


Ahora, trata de asimilar su victoria parcial e incluso es capaz de reconocer en público sin pudor que "nadie tiene la respuesta perfecta a los problemas". Así es Clegg.

  • 1