Local

Con el gas, mejor no se la juegue

Estufas, bombonas, hornillas, termos... Con el gas, mejor no jugársela y cumplir los consejos de la Asociación Provincial de Empresas Instaladoras de Sevilla. De lo contrario, no estaremos libres de un incendio, explosión o de la llamada 'muerte dulce'.

el 14 sep 2009 / 22:07 h.

TAGS:

Estufas, bombonas, hornillas, termos... Con el gas, mejor no jugársela y cumplir los consejos de la Asociación Provincial de Empresas Instaladoras de Sevilla. De lo contrario, no estaremos libres de un incendio, explosión o de la llamada 'muerte dulce'.

Entre los refranes de las monjas, hay uno que viene al pelo: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Cuidado que la revisión del gas es un asunto para toda la vida. Lejos de querer provocar la alarma colectiva, la Asociación Provincial de Empresas Instaladoras de Sevilla recomienda a los usuarios ser precavidos, pues ya se sabe que es mejor prevenir que curar.

La muerte dulce, como es llamada la intoxicación producida por la inhalación de monóxido de carbono (CO2), no provoca sensación de ahogo o asfixia, más bien conduce a un estado de somnolencia. En España se calcula que en los últimos cinco años han fallecido al menos 89 personas por esta causa.

Amparo Golán, administrativa de 43 años, relata su experiencia a cuentas de lo referido: "Serían las 17.00 horas y yo estaba durmiendo la siesta. Mi hijo mayor entró en la casa y se dio cuenta de que olía a gas... ¡Había una fuga! Menos mal que llegó, si no, muy probablemente no lo estaría contando".

Ese susto sibilino que llega sin avisar puede ser evitado. Cómo: por lo pronto, se debería acabar aquello de limpiar simplemente por fuera los quemadores o calderas hasta que dejen de funcionar. Los filtros deberían revisarse y pasar una inspección visual cada cinco años aproximadamente, pero siempre bajo la supervisión de los instaladores, que son los únicos que tienen autorización para manipular estos conductos.

No obstante, mucho cuidado con los fraudes porque el negocio del gas no iba a ser menos y se han dado algunos timos. Sepa pues que existen dos tipos de revisiones: mediante gas canalizado que provienen de redes de distribución, y las de instalaciones de bombonas o depósitos, las más comunes en los hogares. Esta revisión consta de una comprobación de la combustión del aparato, así como de los gases presentes en el ambiente. En la sede de la Asociación Provincial de Empresas Instaladoras se pueden consultar los servicios de los distintos instaladores.

  • 1