Cultura

"Con este recorte de altos cargos irá más dinero al Maestranza"

La nueva delegada municipal de Cultura, Educación, Deportes y Juventud llega al cargo dispuesta a disipar los prejuicios culturales que persiguen a su partido.

el 12 jul 2011 / 18:50 h.

TAGS:

María del Mar Sánchez Estrella, en un momento de la entrevista.

-Ha pasado ya un mes desde que se constituyó el nuevo Ayuntamiento. En campaña dijo que lo primero que haría sería encargar una auditoría para ver en qué situación se encontraba el ICAS. ¿Qué resultado ha dado?
-Estoy a la espera de que el alcalde decida hacerla. De momento, ya sabemos que en Cultura hay remanente negativo de tesorería de 1.700.000 euros que hay que enjugar el año que viene por ley, porque viene de 2009 y se ha cumplido el plazo. Eso ya lastrará las cuentas de 2012.Si normalmente el ICAS cuenta con un presupuesto de siete millones, tras saldar esta cantidad ya partimos con 5.300.000 euros. Por lo demás no hay más problemas.

-¿A qué se debe ese agujero?
-Entiendo que a una mala planificación. Se previeron equis ingresos y fueron menores. Yo pensaba que podríamos pagarlo aplazándolo unos años, pero la ley nos obliga a hacerlo en 2012.

-¿Para pagar esa deuda se aumentará el presupuesto del ICAS o habrá recortes?
-Lo debo estudiar. Al ser ésta una delegación más grande, estoy viendo los presupuestos de todas las áreas y a lo mejor con Educación y Juventud se pueden elaborar programas que equilibren los gastos en relación a Cultura.

-Entonces, al margen de esto, ¿el equipo anterior no ha dejado grandes sorpresas?
-Tuvimos conocimiento de este remanente negativo pocos días antes del Pleno de constitución del nuevo Ayuntamiento. Al margen de eso, en Cultura no hemos encontrado sorpresas. En otras áreas, sí.

-¿En cuáles?
-En Juventud. La delegación patrocinó un concierto de Maná con 60.000 euros que al final se había contratado por 180.000. El representante del grupo se metió en pleito y al final el Ayuntamiento ha perdido y debe pagar 260.000 euros. Ahora tenemos que hacer encaje de bolillos para hacer frente al pago y no seguir sumando intereses.

-Volviendo a Cultura. Ahora que ya ha tomado posesión del área, ¿mantiene que las cosas se hacían mal en el ICAS?
-En el ICAS no se ha trabajado bien. Se funcionaba a salto de mata. Faltaba planificación. Venía un festival y sin valorarlo se hacía, y a lo mejor al año siguiente se quitaba. No se contaba con el criterio de los gestores culturales de la casa, que han sido utilizados como meros administrativos. No se puede trabajar de espaldas al equipo de uno. Yo me podré equivocar, pero desde el primer momento escucharé a los profesionales. Aunque tengas contratos de alta dirección, hay que contar con los funcionarios.

-¿Y sobraban tantos altos cargos y personal de confianza como usted denunciaba?
-Había diez personas. El exdirector de la Bienal Domingo González fue nombrado desde la Alcaldía y cesó con la corporación, aunque él lo dejó dos días antes. Unos contratos terminaban el 21 de junio, otros más adelante, otros son indefinidos a disposición de cese del gobierno que lo nombró. La anterior delegada, Maribel Montaño, decidió que ella no cesaba a nadie y que me dejaba a mí esa decisión, como si yo fuera responsable de esos contratos. Muchos de ellos no eran necesarios... el primero, el del director del Lope de Vega, Antonio Álamo. Ya había un profesional de la casa que había llevado magníficamente esa dirección durante muchos años, Juan Víctor Yagüe. El contrato de Álamo acabó el 21 de junio, le agradecí su labor y repuse a Yagüe.

-En estos años Álamo ha abierto el Lope a nuevos públicos. ¿Se va a mantener esa línea?
-Eso es algo que, según me cuenta Víctor, ya se hacía. De hecho, en su época se intercalaba teatro clásico, vanguardia, ciclos de música, estrenos de conciertos... se mezclaba de todo y va a seguir esa política. La programación del último trimestre de Álamo se respetará. Otras apuestas, como Escena Mobile, si funcionan, se mantendrán.

-¿Qué le pareció la forma de irse de Domingo González?
-Yo en estos cuatro años he tenido muy buena relación con él. Le agradezco que se haya ido con la corporación y no me haya dejado la ingrata tarea de tener que decirle que se vaya. Lo que sí he echado de menos es que me hubiera llamado como amiga, para charlar. Ahora, aquí me tiene para lo que necesite.

-¿Qué otros altos cargos ha suprimido?
-La Dirección de Comunicación la hemos eliminado, porque aquí ya hay cinco personas para eso. La Dirección General del ICAS recae ahora en una jefa de servicio del grupo A, María Eugenia Candil, que conoce perfectamente la casa -anteriormente era un cargo de confianza-.

-Sin embargo, aún quedan muchos directores: del Casino de la Exposición, el caS, Alameda...
-En el Alameda está Guadalupe Tempestini, que es funcionaria y trata ese teatro como a su hijo querido. Es todo un referente y se mantendrá. En el caS, Jesús Alcaide tenía un contrato de servicios para el proyecto I+CAS. Ya se ha finalizado. A partir de ahí, estoy planificando un organigrama para que todo espacio y actividad tenga una persona responsable. De aquí a septiembre veremos cómo continúan los nombramientos, ceses y nuevas responsabilidades. Pero seguirán los recortes de personal.

-¿Qué hará con la Bienal?
-He hablado con los técnicos de la oficina de la Bienal para ver si hace falta un director permanente. Surgieron varias posibilidades: buscar un comisario que programe y que la oficina haga luego el trabajo de contratación; fichar un director convencional o que el consejo asesor elabore la programación. He pedido un informe para de aquí a final de mes tomar una decisión.

-¿No se lo ha ofrecido a nadie?
-No. Me desayuné un día con un señor que decía que sí en un periódico, pero no ha habido ofertas.

-¿Y qué pasará con Javier Martín Domínguez tras el Festival de Cine Europeo de este año?
-Esta edición le corresponde llevarla a él. A partir de ahí, hablaremos para ver si le interesa o no seguir. Ya veremos, pero ahora me parecería una irresponsabilidad descabezar el certamen a tres meses de su inauguración.

-¿Habrá cambios este año?
-Estoy hablando con la Andalucía Film Commission. Las cifras deben estar más ajustadas. En 2012 también habrá Bienal y menos presupuesto. Habrá que cerrar la impronta política que se le va a dar, pero lo que sí queremos es abrirlo más a la ciudad, que no lo vive al 100%, aunque su público crezca. El modelo de gestión también habrá que mejorarlo.

-Finalmente, el ICAS se va a mantener. ¿También su traslado a Artillería?
-El problema de la sede actual del ICAS en la calle El Silencio es que ya está comprometida con la Hermandad del Silencio, que quiere ampliar aquí sus instalaciones. La coyuntura económica no ayuda a una mudanza inmediata, por lo que tendremos que ir a proyectos que se financien poco a poco, en el presupuesto de 2013 y 2014. Artillería presenta una dificultad, que no cabe todo el personal de los servicios centrales en la zona reservada para el ICAS en aquel edificio. Pero cuando organicemos a los trabajadores, algunos irán a caS -San Clemente- y otros a Santa Clara. Si baja el personal de los servicios centrales, sí cabremos. Habrá que planificarlo bien. Y Artillería no es una mala opción, porque un edificio cerrado se degrada más rápidamente y quizá en alguna zona de ese inmueble se puedan programar actividades.

-Tras el verano empezarán a confeccionar los presupuestos de 2012. ¿Cómo serán?
-No creo que aumenten mucho. Si podemos mantenerlos será un esfuerzo notable. Cuando tengamos las cifras, como siempre he dicho, lo que funcione se mantendrá y lo que no, se mejorará. Y también adaptaremos las partidas para nuestros proyectos electorales.

-¿Habrá recortes?
-No puedo decirlo hasta que no esté la previsión inicial.

-¿Cuándo comenzarán a verse las grandes promesas culturales de su programa? Puerta de la Carne, Plaza de las Artes...
-Para la Plaza de las Artes hay que recuperar el Pabellón Real, para lo que habría que trasladar la Delegación de Economía. Luego hay que restaurar el edificio. Y vamos a pelear para que el resto de administraciones restauren también el Arqueológico y el Museo de Artes y Costumbres. De momento, nosotros vamos a programar actividades en la Plaza de América, que es la primera fase del proyecto. En la escalinata del centro de la plaza se pueden hacer representaciones y darle vida cultural a la zona para atraer público y que el ciudadano sea consciente de en qué situación están los edificios del 29 para que nos exijan a los políticos que se restauren. Las actividades podrían comenzar la próxima primavera. Al Pabellón Real le queda más de una año. En cuanto al antiguo Mercado de la Puerta de la Carne -donde hay previsto un gran centro de arte contemporáneo y experimental- y a los bajos del Mercado del Arenal, habrá que ir con los arquitectos a cuantificar la restauración que necesitan y, a partir de ahí, empezar cuando los presupuestos lo permitan. Estos grandes proyectos tendrán que esperar a mitad del mandato, pero es la oportunidad para planificarlo bien.

-También quiere recuperar el Teatro Llorens y el Cervantes. Marset ya lo intentó y no pudo.
-Vamos a ponernos en contacto con los dueños. Son edificios patrimoniales y hay que mantenerlos. Vamos a llegar a acuerdos con ellos. El dueño del Cervantes tiene un acuerdo con una compañía local. Vamos a trabajar para rehabilitarlo y darle contenido.

-Por cierto, que las salas privadas de teatro han alertado de que están al borde de la quiebra. El ICAS les debe 200.000 euros de 2010 y no ha convocado aún las ayudas de 2011.
-Ese tema lo veré con los técnicos. Puede ser que haya subvenciones que no se hayan justificado bien o que no haya dinero. Si el problema es la falta de liquidez, puede que esos 200.000 euros estén en ese remanente negativo de 1.700.000 euros. Puede que se tenga que equilibrar en el presupuesto de 2012. Tengo una cita con los empresarios este mes y lo veremos.

-¿Y la convocatoria de 2011?
-El problema es que hay que equilibrar una situación financiera que se arrastra de años anteriores. Si aumentamos el gasto y el remanente negativo, en 2012 no habrá nada. Lo tengo que estudiar y ver con ellos. Quizá habría que disminuir las subvenciones en 2011. Es una situación que no es agradable, que no hemos provocado pero que hay que solucionar. No hablo de supresión total, puede que la reducción sea temporal.

-Otra de sus promesas electorales: ¿cuándo se empezará a dar uso cultural a los centros cívicos?
-Debo planteárselo al coordinador de distritos. Queremos una programación amplia y variada en los centros, ampliando sus horarios hasta el sábado por la noche. Será a partir del año que viene.

-¿Se ha visto ya con el delegado de Cultura?
-Aún no, pero será en breve. Nos vamos a llevar bien. Tenemos cuestiones que resolver.

-Como la colección Bellver. ¿Qué va a hacer en este asunto?
-No sé qué sede se le ofreció al coleccionista desde el Ayuntamiento. Maribel Montaño no me lo dijo. Lo hablaré con Bueno antes de hacer declaraciones al respecto, porque es un tema muy serio.

-¿Y el Tesoro del Carambolo se expondrá?
-Le plantearé a la Junta que, garantizando la seguridad del tesoro, se lleve a la sala de exposiciones temporales del Arqueológico, que ya está rehabilitada. Y le voy a pedir que vayamos de la mano al Ministerio para que se acometan ya las obras en los museos. También le plantearé que el Consistorio entre en un patronato del Bellas Artes. Sólo queremos colaborar y proponer en positivo.

-A estas fechas seguimos sin noticias de la Bienal de Arte...
-Tengo una reunión pendiente con la Biacs. Entiendo que este año no habrá exposición, pero si quieren continuar, nos sentaremos y hablaremos. Mantendremos el apoyo.

-¿La política de precios municipales cambiará?
-Hay que hacer ordenanzas de tasas y precios para espacios culturales. Pero que nadie piense que vamos a poner precios caros para hacer la cultura elitista.

-¿Subirán los precios del Lope o el Maestranza?
-No, pero en sitios donde no se cobra podríamos introducir precios populares. Lo tenemos que estudiar aún. Las cosas, para que se valoren, no pueden ser siempre gratis.

-El PP fue muy crítico con el recorte presupuestario que el Ayuntamiento aplicó al Maestranza y la ROSS. Ya están en el Gobierno. ¿Aumentará la inversión municipal?
-¿Cómo aumentar esas partidas si no hay dinero? Pues se puede incidir con el ahorro que se ha producido en personal. Vamos a incrementar y estudiar el presupuesto, pero también en otros programas culturales. La idea es volver a poner estas instituciones en los niveles que tenían con anterioridad.

-¿Qué le parecen los prejuicios hacia el PP? Algunos temen la llegada de una cultura rancia. ¿Ha visto en twitter eso de que Norma Duval abrirá Territorios 2012?
-Aún no hemos ni empezado a trabajar. Pediría que esperaran. En cualquier caso, esa imagen no se corresponde con la cultura de ciudades como Granada, Málaga y Madrid. Tiempo al tiempo.

  • 1