Deportes

Con Fazio de central el Sevilla no encaja goles

El argentino ha cuajado dos últimos partidos sobresalientes como defensa y sin embargo cuando ejerce de pivote defensivo en el centro del campo su rendimiento se resiente.

el 06 dic 2011 / 22:45 h.

Fazio celebra su gol con Negredo.

Federico Fazio brilló con luz propia en el mejor partido del Sevilla de Marcelino en lo que va de temporada. El argentino, en su quinta campaña en el club, se mostró tremendamente solvente en el eje central de la defensa, la posición donde sin duda hace lucir sus mejores cualidades y aminora el impacto de sus debilidades.

Atento a los cruces, poderoso en el juego aéreo, con dominio de la situación, puso un broche de oro a su mejor actuación como sevillista en el primer equipo con un gran tanto de cabeza, el que abrió el camino de una victoria muy importante.

Fazio avaló una vez más la teoría de que puede llegar a ser uno de los mejores centrales de la Liga, cuando en el centro del campo, en cambio, no da el nivel que requiere un equipo con las aspiraciones del Sevilla.

Cuando hace unos días su representante, Eduardo Gamarnick, planteaba la posibilidad de que Federico Fazio saliera del club en este mercado de invierno rumbo a un equipo donde tuviera más opciones de jugar, dado que Marcelino no acababa de darle toda la confianza, el bonaerense se ha destapado con dos notables actuaciones en dos victorias consecutivas, ante Zaragoza y Getafe, que han alejado los fantasmas tras una racha de cinco partidos sin ganar.

En ambos casos Fazio ha jugado de central junto a Spahic. El Sevilla ha marcado cuatro goles y no ha encajado ninguno. El argentino también actuó de central formando pareja con Escudé en el Camp Nou, y también fue de los mejores en el test defensivo más difícil que pueda afrontar cualquier equipo en el estadio del campeón de Liga y Champions.

Tres partidos de central, cero goles en la portería de Javi Varas.Tampoco encajó el Sevilla con Fazio de titular en el Reyno de Navarra ante Osasuna, en esta ocasión en el doble pivote del centro del campo junto a Rakitic, y la única derrota en su haber dentro del once la sumó en el Pizjuán ante el Athletic, donde el argentino, que cubrió la ausencia de Medel, salió muy mal parado.

En el primer tercio de competición Marcelino parecía tener claro que el papel de Fazio en el equipo no era otro que cubrir los minutos de descanso de Medel, mientras que para la defensa iba haciendo combinaciones con Spahic, Escudé y Cáceres. Con el seleccionador argentino  Alejandro Sabella en el palco, Fazio se ganó su continuidad en el eje de la zaga.

  • 1