Local

Con la bandera como guía

La infanta Cristina amadrina la entrega de la enseña nacional al REWE 32 del Copero

el 07 oct 2011 / 20:12 h.

TAGS:

Javier Benjumea entrega, en nombre de la Real Maestranza, la enseña nacional a la infanta Cristina.

El Regimiento de Guerra Electrónica 32 (REWE 32) tiene desde ayer una bandera nacional que lucir presidiendo sus actos oficiales, regalo de la Real Maestranza y cuya entrega fue amadrinada por la infanta Cristina en la Plaza de España, en una calurosa mañana que no se salvó ni del típico desmayo de algún soldado que acaba perdiendo pie tras permanecer más horas de la cuenta firme y a pleno sol.


La Plaza de España fue engalanada con banderas de España y un vistoso atril azul pavo, y cerrada al público, aunque estuvo animada por tres colegios que protagonizaron la anécdota del día cuando los chavales estallaron en carcajadas al ser sorprendidos con las salvas disparadas por la unidad militar, con sede en El Copero, Dos Hermanas, de donde procedían los estudiantes invitados al acto.


El teniente de hermano mayor de la Maestranza, Javier Benjumea
, recordó que esta institución sevillana, presidida por el Rey, mantiene una "estrecha vinculación histórica con las Fuerzas Armadas" por sus objetivos comunes de "servir a la patria y a la corona", lo que ha llevado a la entidad a donar varias enseñas, siempre en presencia de algún representante de la Familia Real. Una deriva lógica de uno de los objetivos con los que se creó la Maestranza, "la formación de los nobles maestrantes que debían proteger al Rey".


En 1947, la Maestranza hizo entrega de un estandarte al sevillano Regimiento Sagunto 7; en 1991, entregó a la Agrupación de Apoyo Logístico 21 la enseña en presencia de la condesa de Barcelona; y en 2007, un estandarte a la Agrupación del Acuartelamiento Aéreo de Tablada que entregó la infanta Elena.


La infanta Cristina, de rigurosa mantilla negra -aunque con un segundo pendiente en su oreja izquierda, sobre los preceptivos de brillantes- también recordó su presencia en Sevilla, tres años atrás, para entregar una enseña a la IV Zona de la Guardia Civil, un acto que "siempre representa un motivo de orgullo y de especial satisfacción".


Acordándose primero de la ciudad de Dos Hermanas, sede de la unidad; y de los miembros del Regimiento ausentes por estar desplazados en las bases de Las Palmas, Almería y Algeciras, la infanta se dirigió a los componentes del REWE 32 para alabar su "especial preparación, gran profesionalidad y constante espíritu de servicio", reconocidos de forma especial con la entrega de la bandera. "Manifiesto mi compromiso de guardar en mi corazón un lugar de privilegio para esta unidad y para la bandera que tengo el honor de entregaros", concluyó la infanta, que animó a los soldados a "continuar realizando vuestro trabajo con la misma ilusión, dedicación, eficacia y amor a España".


Bendecida por el arzobispo castrense, Juan del Río, la bandera pasó a manos del coronel Eduardo Prados, jefe del Regimiento, que hizo hincapié en que la entrega de la enseña, cuyo uso autorizó en Ministerio de Defensa en febrero, coincide con el tricentenario del arma de Ingenieros, a la que pertenece.


El Regimiento, con antecedentes enraizados en las unidades de escucha creadas en 1939, tiene su verdadero origen en el batallón de Guerra Electrónica Estratégica que echó a andar a principios de los 80, transformado sucesivamente hasta convertirse en 1994 en el REWE 32, con sede en El Copero y adscrito sucesivamente a la Fuerza Terrestre, la Brigada de Transmisiones y, en 2009, a la Jefatura de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones y Asistencia Técnica del Ejército de Tierra.


El coronel recordó que también el REWE 32 está enclavado en la tradición sevillana: cada Domingo de Ramos acompaña a la Hermandad de la Paz en su salida procesional, y todos los años participa en los actos del Día de San Fernando, patrón de Sevilla.

  • 1