jueves, 25 abril 2019
11:46
, última actualización
Deportes

Con Rakitic arriba, más solidez

El Sevilla ha sido más fuerte en defensa ante Real y Barça jugando con dos pivotes defensivos puros.

el 29 sep 2013 / 23:00 h.

BARCELONA-SEVILLA 13-14El buen partido que realizó el Sevilla en Anoeta el pasado sábado, aunque sin ser excesivamente brillante, ha vuelto a dejar buenas sensaciones en la plantilla blanca y saca de nuevo a luz el debate sobre los planteamientos tácticos del entrenador, Unai Emery. Esta temporada, con Rakitic jugando como pivote defensivo el Sevilla ha brillado bastante poco, por no decir casi nada. En cambio, cuando el croata ha estado más cerca de la portería rival los sevillistas han dado mucha más sensación de peligro y han tenido más opciones para la victoria. Uno de esos partidos fue ante el Barcelona en el Camp Nou y el otro, el del pasado sábado en San Sebastián. Sí es cierto que una derrota en el Camp Nou entra dentro de toda lógica pero aquel día el Sevilla se soltó sus miedos en la segunda parte y logró empatar un 2-0 en contra e incluso Marko Marin tuvo en sus botas el 2-3 antes de que Muñiz Fernández prolongará más de la cuenta y los catalanes terminaran remontando sobre la bocina. Aquella tarde, Mbia y Cristóforo fueron los dos pivotes defensivos y Rakitic ocupó la mediapunta ya que Marin comenzó el partido desde el banquillo. Exactamente lo mismo que ayer aunque los dos pivotes fueron Cristóforo e Iborra. Ante la Real, el Sevilla tuvo una excelente oportunidad para lograr los tres puntos ya que comenzó por delante en el luminoso y Trochowski tuvo en sus botas el 0-2. Sin desplegar un gran fútbol, los de Emery demostraron una solidez defensiva que se lleva echando de menos bastantes meses en Nervión y que ha lastrado al equipo en numerosas ocasiones. En estos dos partidos, como decíamos anteriormente, Rakitic ha jugado siempre en la zona de mediapunta y no de pivote defensivo. En el resto de salidas del Sevilla –Levante y Mestalla– el juego del Sevilla fue bastante deficiente y la imagen dada, muy pobre. En ningún momento hubo sensación de jugar mejor que el rival y aunque ante los de Caparrós se logró al menos un punto, en Mestalla se perdió ante un equipo que estaba pasando sus peores momentos en la Liga y que el Sevilla resucitó de tal forma que ya está en zona europea. En Mestalla, además, ha sido el partido de toda la temporada que el Sevilla ha recibido más remate. Hasta 26 veces lanzaron los valencianistas a la portería del Beto aunque sólo seis de ellos fueron entre los tres palos, y tres terminaron dentro de la red. El segundo choque con más remates recibidos fue en el Camp Nou ya que los jugadores de Gerardo Martino lanzaron 19 veces a la meta sevillista, 10 de ellos entre los palos. Y a pesar de la solidez del Sevilla en Anoeta, los realistas inquietaron a Beto hasta en 17 ocasiones aunque sólo cinco de ellos iban camino de la red. Ante el Atlético de Madrid y Málaga, ambos en el Sánchez-Pizjuán, el Sevilla también pasó bastantes apuros por no defender en bloque a los rivales. Los colchoneros, que ganaron 1-3, chutaron 16 veces a Beto y los malaguistas lo hicieron 15 veces durante un partido que terminó con empate a dos tantos. El debate continuará en la afición pero Emery, que lógicamente busca lo mejor para los intereses del Sevilla, tiene la última decisión sobre el sistema táctico del Sevilla. El próximo fin de semana, ante el Almería, tendremos el siguiente capítulo.

  • 1