Economía

«Con tecnología conseguimos integrar a colectivos vulnerables»

Trabajar con aquellos a los que les resulta difícil el acceso a las tecnologías, como sordos, ciegos o personas con parálisis cerebral, está dentro de la responsabilidad social corporativa de Vodafone.

el 30 mar 2014 / 23:22 h.

TAGS:

15626441Porque la tecnología agranda o cierra brechas, la labor de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) de Vodafone España se centra precisamente en cicatrizarlas. Con dos frentes: los colectivos desfavorecidos y los emprendedores. ¿Cómo proyecta la responsabilidad social corporativa una compañía tan grande como Vodafone España? Vodafone siempre ha tenido una gran vocación en lo que se denomina RSC o sostenibilidad. Una empresa tiene que hacer bien aquello que hace, sí, pero su impacto no acaba ahí. Consigue resultados numéricos pero deja también una huella. Cuando trabajas con alta tecnología, y más con una tecnología con un impacto tan grande como la nuestra, piensas en qué supondrá como factor de crecimiento, en el aumento de productividad para las empresas, en la calidad de vida de las personas... Eres consciente de que en tus manos hay algo de enorme potencial. Por ahí encauzamos nuestra acción socialmente responsable. ¿En qué frentes? Por un lado, al hacer lo que hacemos. ¿Ejemplos? Nos esforzamos en rebajar nuestro consumo eléctrico todos los años y para ello renovamos equipos y diseños. Los servicios que ofrecemos contribuyen a disminuir emisiones, simplemente por el hecho de evitar viajes: los números son espectaculares. Nos preocupa la cadena de valor y tenemos un código ético de compras con nuestros suministradores. Esto es en el ejercicio de nuestra actividad. Pero voy más allá. Lo que pasa por nuestras manos ejerce un enorme impacto en las personas y tenemos líneas de innovación destinadas a favorecer la integración de colectivos vulnerables. Toda esta tecnología puede crear brechas o puede ser un mecanismo de integración. Nosotros trabajamos para que sea precisamente un mecanismo de integración. ¿Cómo se canaliza ese esfuerzo? Fundamentalmente a través de la Fundación Vodafone España. Hay una línea de innovación y una línea de proyectos sociales en colaboración con partners o socios. Éstos son los que comprenden esas necesidades. Entre ellos, ONCE, Cruz Roja... Nuestro trabajo es desarrollar servicios y productos para que estos colectivos vivan la tecnología como oportunidad de integración. Es tremendamente satisfactorio y conmovedor. ¿Ejemplos? Montones. Pongo algunos. Con Cruz Roja damos atención a víctimas de violencia de género, mujeres que disponen de un servicio de asistencia que salva vidas. Con Aspace hemos desarrollado una ayuda para que personas con parálisis cerebral puedan conectarse y navegar en la red, mandar un whatsapp... Es el proyecto Me conecto como tú. Permitir que una persona con tantas limitaciones pueda liberar su mente y pueda conseguir la comunicación con las demás es tremendo. Podría hablar también de aplicaciones para personas con autismo, sordas o ciegas. Quiero resaltar nuestra vocación, nuestro compromiso y la consistencia de nuestro esfuerzo. ¿Qué presupuesto tiene la Fundación? Unos 6 millones anuales. Dado el altísimo nivel de desempleo juvenil, ¿qué aconseja a aquéllos que quieren emprender? Es siempre petulante dar consejos. Sugerencias: ánimo y valor; creer en sí mismo y en que uno tiene las llaves y las riendas de su propio destino; la preparación; la comprensión de la tecnología; aprender idiomas; un grado de apertura mental y social grande, es decir, no estar con una boina puesta pensando que el destino de uno tiene que estar sujeto a vivir siempre en el mismo sitio; estar dispuesto a viajar; y tener flexibilidad. Estar abierto a las oportunidades es lo más importante. Para emprendedores, en Andalucía tenéis con la Junta el proyecto Minerva, y ¿alguno más? Sí, Emprendo con Vodafone, con el que en Andalucía somos especialmente activos, entre otras cosas porque hay un ecosistema favorable a esta actividad, y ahí destaco la colaboración con la administración pública, al igual que la hay con Minerva. Éste tiene dos virtudes: primera, ser proyecto conjunto entre administración pública y empresa privada; y segunda, ser mantenido a través de los años. Fue una satisfacción personal ver en Barcelona en el Mobile World Congress de este año tres o cuatro compañías nacidas de Minerva.

  • 1