Deportes

Con un voto de confianza

Buenaventura, ‘jefe’ de filas de la cantera del Real Betis, se reunió tras el choque ante el UCAM con su grupo de trabajo. Merino, sin ‘ultimátum’.

el 08 oct 2014 / 18:33 h.

Merino Juan Merino arenga a sus discípulos en la banda de la Ciudad Deportiva Luis del Sol. Foto: EDD. El Real Betis B encajó ante el UCAM Murcia de Eloy Jiménez una derrota sin matices. La escuadra católica desnudó las carencias de un filial que habita en la zona de descenso a Tercera División. Empero, en las oficinas de la Ciudad Deportiva Luis del Sol rechazan la idea de proceder a la destitución de Juan Merino. El 0-2 acumulado ante el verdugo del play off de campeones 2013-14 enervó a la afición heliopolitana, que mostró su desaprobación a la labor del máximo responsable del B, aunque Pedro Buenaventura, director deportivo de la fábrica de la Avenida de Italia, y su grupo de trabajo no consideran que sea necesario un relevo en el banquillo. Tras la finalización del encuentro ante el UCAM Murcia, Buenaventura reunió en su despacho a José Luis Moreno, Pedro Píriz, Antonio Reyes y García Soriano. Según ha podido saber El Decano Deportivo, en la cita se analizó la negativa racha de resultados de un filial que ha sumado 3 puntos de los últimos 15 que se han sorteado, aunque ninguno de los asistentes expuso la hipótesis de destituir al primer responsable del cuadro heliopolitano. En La Palmera, donde impera la calma pese a la crisis de registros, han optado por entregar un voto de confianza a un técnico que asumió los designios del B en un momento convulso y después de que se negociara activamente con José Juan Romero, hoy el auténtico referente del Cobre Las Cruces Gerena. Buenaventura animó personalmente a Merino después de la derrota en un gesto inequívoco de apoyo total. En la factoría verdiblanca consideran que los próximos encuentros ante Melilla, Cacereño y Sevilla Atlético, con permiso del intervalo liguero ante La Hoya Lorca el próximo fin de semana, son fundamentales para definir las aspiraciones reales de un filial que asume el papel de recién ascendido. Sólo un serial de resultados negativos fomentaría un nuevo debate en el seno del departamento de cantera.

  • 1