Cofradías

Concebida sin mancha

La Archicofradía del Silencio, pionera en el mundo en defender que la Virgen fue preservada del pecado original, celebra los 400 años de su voto concepcionista con un programa de actos y un besamanos extraordinario de su dolorosa.

el 30 sep 2014 / 16:00 h.

Los primitivos nazarenos de Sevilla fueron los primeros en defender la creancia en la Inmaculada Concepción de María. / José Manuel Cabello Los primitivos nazarenos de Sevilla fueron los primeros en defender la creencia en la Inmaculada Concepción de María. / José Manuel Cabello El 29 de septiembre de 1615 la hermandad del Silencio, por iniciativa de su entonces hermano mayor, Tomás Pérez, hacía voto y juramento de sangre en defensa del misterio de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Cuatro siglos después, la fórmula de aquel solemne voto sigue resonando con fuerza en las paredes de San Antonio Abad el día de la Función Principal como uno de los timbres de gloria de esta Archicofradía. Casi dos siglos y medio antes de que el Papa Pío IX convirtiera esta creencia en dogma (8 de diciembre de 1854), los primitivos nazarenos de Sevilla ya se habían convertido en la primera congregación en el mundo en realizar este juramento, obligándose a defender, hasta derramar su sangre si preciso fuere, que la Virgen María fue preservada del pecado original. Para realzar la celebración del cuarto centenario de este solemne voto, la Archicofradía del Silencio desgranará durante todo un año, que arrancó ayer, un nutrido programa de actividades que incluirán cultos extraordinarios, exposiciones y actos formativos y de caridad que, en palabras del hermano mayor de la corporación nazarena, Alberto Ybarra, «contribuirán a dar a conocer nuestra historia y a divulgar en la ciudad la efeméride tan importante que vamos a conmemorar». Un besamanos extraodinario de la Virgen de la Concepción durante tres días (27, 28 y 29 de septiembre de 2015) pondrá el cierre a la programación diseñada por una comisión constituida al efecto. Uno de los puntales del programa de actos será la celebración, del 8 al 22 de mayo de 2015, de una exposición que, por un lado, profundizará en la tradición concepcionista de la Primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla mediante la muestra de enseres de la Archicofradía y, de otro, tratará de hacer justicia al taller de bordados de Hijos de Miguel Olmo, artífice de los bordados del palio de la Virgen de la Concepción.

  • 1