Local

Concedida la licencia para el derribo de la fábrica de Cruzcampo

La fábrica cervecera de Nervión-San Pablo pronto será historia. La Gerencia de Urbanismo ha dado vía libre a la demolición de la factoría de Cruzcampo, donde la empresa Urvasco levantará casi 2.000 pisos, un hotel, comercios y oficinas. El derribo le costará 1,5 millones de euros. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 21:22 h.

TAGS:

La fábrica cervecera de Nervión-San Pablo pronto será historia. La Gerencia de Urbanismo ha dado vía libre a la demolición de la factoría de Cruzcampo, donde la empresa Urvasco levantará casi 2.000 pisos, un hotel, comercios y oficinas. El derribo le costará 1,5 millones de euros.

Viviendas Ciudad de Sevilla, la empresa que promueve la edificación en los suelos de Urvasco, pidió el pasado año a Urbanismo el permiso para demoler una zona más amplia de lo permitido, así que los trámites se han retrasado más de lo previsto porque su primera solicitud fue rechazada. Por ese motivo, la unión temporal de empresas Vasco Asturiana de Demoliciones, Erri-Berri y Recifemetal, contratada para los trabajos, hace meses que está parada. Desde entonces estas empresas sólo han desmontado los equipos que se apilaban dentro de las naves, que ya están limpias y listas para la demolición, que ya tiene la licencia oportuna.

El trabajo, que podría durar entre cinco y seis meses, costará 1.493.470 euros: 61.000 para los trabajos previos, 137.000 para el desmontaje y la retirada de los materiales contaminantes (sobre todo amianto de las cubiertas de uralita), 560.000 euros para el derribo de edificio y soleras, 303.000 euros para acondicionar el terreno, 20.000 euros para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores, 140.000 euros para gastos generales, 65.000 euros de beneficio industrial y un 16% de IVA.

Reutilización. En la demolición (164.452 metros cuadrados) podrían trabajar entre 20 y 25 personas, pocas porque todo el trabajo se realiza con maquinaria. Del proyecto destaca que los materiales útiles se reutilizarán, por ejemplo, (una vez machacados) para rellenar sótanos, galerías subterráneas y zanjas. Dado que se conservan dos silos y depósitos de acero muy altos, se usará una máquina con un brazo de 42 metros que corta hormigón armado y metal.

Para facilitar los trabajos, se habilitará un acceso peatonal por la calle Ada y otro para camiones y vehículos especiales por la avenida de El Greco. Lo que se salvará de la piqueta será el edificio de la Avenida de Andalucía recién rehabilitado para la sede corporativa de Heineken y de la Fundación Cruzcampo.

Pisos de firma. Más de la mitad de las viviendas del barrio de diseño que Urvasco construirá en la antigua fábrica de Cruzcampo serán de protección oficial. La empresa alavesa de Antón Iráculis ha planteado levantar 1.104 VPO (antes 890) y 859 de renta libre (antes 1.073). La promoción será de firma. Norman Foster, Jean Nouvel, Arata Isozaki y Guillermo Vázquez Consuegra, reconocidos arquitectos, son los encargados de diseñar el proyecto, que incluye una torre de oficinas, un hotel, un parque y zona comercial.

Según fuentes de Urbanismo, el proyecto para reurbanizar la antigua fábrica de Cruzcampo podría empezar por los suelos de uso terciario. Esto es, que, ante la crisis, la empresa busca contar con dinero rápido para después acometer la construcción de los pisos. Lo primero en levantarse será la zona comercial, el hotel de cinco estrellas (Urvasco es la propietaria de la cadena Silken) y las oficinas. Las tiendas y el hotel darían a la avenida de Andalucía, junto al antiguo edificio de Cruzcampo. Estos usos terciarios darían liquidez al promotor para construir los pisos.

Lo que no está claro es cuándo empezarán a ponerse los primeros ladrillos. Aunque la demolición de la antigua factoría de Cruzcampo está prevista ya, el inicio de la construcción es una incógnita. No se prevé antes de 2010.

A finales de septiembre de 2006 (aunque la crisis aún no había hecho acto de presencia), los promotores, junto al alcalde y los arquitectos Foster, Nouvel, Isozaki y Consuegra aseguraron que la obra empezaría en abril de 2008. El objetivo es levantar las viviendas, un hotel, oficinas y comercios. La inversión ronda los 750 millones de euros.

La crisis inmobiliaria empieza a hacer mella en los grandes proyectos urbanísticos. Vivienda Ciudad de Sevilla, promotora del complejo que Urvasco construirá en la antigua fábrica de Cruzcampo, ha reconocido que la desaceleración de la venta de pisos podría hacer que la empresa decida esperar para levantar las casas, esto es, que podría quedar en punto muerto a la espera de que el panorama inmobiliario mejore. Los plazos, por ahora, están en el aire.

  • 1