Economía

Concesionarios desiertos y dunas de dudas

Los concesionarios sevillanos están a reventar, pero sólo de coches y, últimamente, de dudas, las provocadas por el anuncio de las ayudas directas y las improvisaciones para su aplicación. No se sabe muy bien cómo, pero este mes los coches tendrán más descuentos que nunca.

el 16 sep 2009 / 02:48 h.

Los concesionarios sevillanos están a reventar, pero sólo de coches y, últimamente, de dudas, las provocadas por el anuncio de las ayudas directas y las improvisaciones para su aplicación. No se sabe muy bien cómo, pero este mes los coches tendrán más descuentos que nunca.

Ford Focus Berlina TDCI, 90 CV, con ABS, airbags, aíre acondicionado, MP3, Bluetooth y llantas de aleación, listo para salir a la calle por 14.936,67 euros. Es una de las ofertas de Alferauto, en la sevillana avenida de Doctor Fedriani.

Más arriba, frente al cementerio de San Fernando, Comercial Citroën contrataca con un C4 HDI 90 LX, con similar equipamiento y matriculación, que sale por 14.249,75 euros.

Tiramos por la SE-30 hasta el polígono Calonge, donde Syrsa Automoción ofrece sus Renault Scenic, con ventajas muy parecidas a las de sus competidores, por 12.318,57 euros.

A pesar de los descuentos, los concesionarios estaban ayer vacíos. Los interesados en comprar un coche nuevo se muestran excépticos y prefieren esperar a que se aclaren las ofertas. Los pocos que acuden o llaman a estos establecimientos lo hacen para pedir información al respecto. Y lo cierto es que los comerciales y los directores de los concesionarios también tienen sus dudas.

En Alferauto, por ejemplo, el jefe de Ventas, Fernando Herrero López, está al día de las nuevas ofertas que Ford articuló para evitar un parón en las ventas a la espera del 1 de junio, fecha en la que, inicialmente, se ponía en marcha la ayuda directa de 2.000 euros propuesta por el Gobierno y que ayer se adelantó al próximo lunes. Sin embargo, este último dato aún no le había sido comunicado oficialmente en la mañana de ayer. Así, no se sabe si los descuentos actuales terminarán siendo absorbidos por las ayudas concertadas o se sumarán.

A pesar de la incertidumbre, hay optimismo. "Habrá que esperar al lunes y a que se corra un poco la voz, pero se notará en las ventas", opina Herrero. "Éstas van a subir más de lo que se espera porque la contención de estos días ya viene de unos meses atrás. La gente sabía que esto llegaría", considera.

Por su parte, Citroën ha decidido no quebrarse la cabeza y, sencillamente, ha adelantado ya el descuento de 1.000 euros que la ayuda requiere al fabricante y lo ha sumado a sus promociones existentes. Sin embargo, las instalaciones de Comercial Citroën no muestran ninguna cartelería que publicite la medida.

"Ha sido todo muy precipitado y confuso, así que estamos a la espera de llevarnos alguna sorpresa más", comenta el director del concesionario, Juan Pedro Peces San Clemente. "Nuestra mayor preocupación, ahora, es reconducir a los clientes que se han quedado fuera del Plan VIVE [el antiguo Prever o Renove]", explica.

Peces hace referencia a aquellos que ya han encargado un vehículo pero aún no han firmado la financiación y cuyas entidades han agotado los fondos ICO que se repartieron para finiquitar el Plan.

"Hoy casi todos los clientes que han llamado lo han hecho para preguntarnos por eso", asegura. En este sentido, el director del concesionario apunta que los que necesiten financiación pueden verse "desfavorecidos" por el cambio en las ayudas, aunque cree que "dinamizará el sector a medio plazo".

En la misma línea, Antonio Chacón, uno de los comerciales del negocio, señala que hay una parte de la clase media-alta, indecisa por los vaivenes de la economía, a la que la ayuda va a "darle el empujoncito que le falta" para que se decida a adquirir un coche. Aunque, por otro lado, piensa que no tendrá impacto en la clase media-baja, ya que no tiene vías de financiación. "Hace un año venían muchos extranjeros y ahora no viene ni uno", ejemplifica.

En Syrsa la confusión es muy parecida a la de sus competidores. El director del concesionario, Francisco Martín Sánchez, no sabía a ciencia cierta, en la mañana de ayer, si su marca tendría que poner también los 500 euros que corresponden a la parte de la ayuda que abona la Junta, ya que no le había llegado "comunicación oficial" sobre la conformidad del Gobierno andaluz con dicho desembolso.

"La verdad es que no sabemos ni cómo va a gestionarse", confiesa. "Ha sido todo tan rápido que ni siquiera tenemos claro cuándo cobraríamos nosotros", se lamenta. "Lo único que nos queda es facilitarle al cliente esta ventaja ya mismo y después ver cómo la cursamos", sentencia.

Y es que todos coinciden en que, a pesar del caos, tienen que "centrar al cliente".

  • 1