Local

Concierto amable con (casi) todo en su sitio

el 17 feb 2012 / 19:07 h.

TAGS:

 Teatro de la Maestranza. 16 de febrero. Programa: Sinfonía nº27, Mozart. Variaciones sobre un tema Rococó, Chaikovski. Pulcinella, Stravinsky. Intérpretes: D. Müller-Schott, violonchelo. M. Rodríguez-Cusí, mezzosoprano. F. Vas, tenor. J. A. López, barítono. Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Josep Pons, director. 9º Concierto de abono.

El que será director musical del Liceo de Barcelona a partir de la próxima temporada, Josep Pons, regresaba a Sevilla esta semana para hacerse cargo del programa de abono de la ROSS, un concierto amable, con obras que difícilmente podrían arrebatar a nadie, y que fue bien interpretado, sin sorpresas, acaso con todas las cosas excesivamente ordenadas y uniformadas.

Sonó la Sinfonía n.27 de Mozart como le suena a las orquestas modernas que abordan el clasicismo haciendo suyas las premisas de las ejecuciones históricamente informadas. Tempis rápidos, ciertas brusquedades que animaron el discurso, escaso vibrato. Correcto y olvidable. Buen punto de partida, e-n cualquier caso, que tuvo continuación en las muy difundidas Variaciones sobre un tema Rococó de Chaikovski. Protagónico fue el sonido denso, ancho, de compacto cuerpo que Müller-Schott extrajo de su violonchelo. Pons, que es un buen maestro en muchos repertorios, brilla especialmente en las frondosidades románticas, permitiéndonos siempre ver el bosque, sin arrebatos ni suntuosidades. Su versión nos llegó ligera, sin márchamo de grandeza, abrigando siempre al solista.

Primera vez que la ROSS ponía en los atriles el ballet Pulcinella íntegro con todos sus avíos. Sirvió para entender por qué es en formato de suite como esta obra ha calado en las audiencias. No aporta a la continuidad de la obra las neo-mozartianas intervenciones vocales de los, a grandes rasgos, solventes solistas (mejor Rodríguez-Cusi y Jose Antonio López que elalgo apurado Francisco Vas). En lo instrumental, una ROSS menuda en propociones entregó un Stravinsky virtuoso e irreprochable al que le faltó -puede, quizás, tal vez...- un poco más de ironía, algo más de acidez, de mordacidad.

  • 1