Local

Condenada a 67 días de prisión una madre por azotar con un cinturón a su hijo de 6 años por insultarla

el 21 dic 2010 / 14:53 h.

TAGS:

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha  confirmado una condena de 67 días de prisión para una madre que azotó  con un cinturón a su hijo de seis años porque le respondió con un  insulto cuando ella le reprendió por volver tarde del colegio.

Según se explica en la sentencia, conocida este martes, los hechos  ocurrieron en abril de 2009. El pequeño regresó a la vivienda  familiar y al reprenderle su madre por llegar tarde la llamó "hija de  puta", ante lo cual, la mujer le golpeó con una correa, alcanzándole  en el glúteo, el brazo y el tórax.

La propia madre, G.M.C.M., reconoció en el juicio haber golpeado  al pequeño con el cinturón y, además, afirmó que cuando quiere  castigar al niño le da "correazos" en las nalgas.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Santander la condenó en febrero  de este año por un delito de violencia doméstica por maltrato físico  y le impuso como pena 67 días de prisión, la prohibición de tener o  portar armas por el plazo de nueve meses, la prohibición de acercarse  al niño durante un año y 67 días y la obligación de indemnizarle con  200 euros.

La mujer recurrió ante la Audiencia Provincial porque, aunque  reconoce los hechos, considera que entran dentro del derecho de los  padres a "corregir" a sus hijos y, a su juicio, la corrección en este  caso fue "razonable y moderada, ya que las lesiones" que presentaba  el pequeño (varios cardenales) eran "de escasa entidad".

Además, cuestionaba que se le prohibiera acercarse al menor,  porque es su única familia en España y eso conllevaría que el pequeño  fuera internado en un centro de menores.

La Audiencia Provincial de Cantabria no acepta los argumentos de  la madre y rechaza su recurso, entre otras cosas, porque la potestad  de los padres para corregir a sus hijos tiene como límites el respeto  por la integridad física y psicológica del menor.

Según dice, ese derecho de los padres no legitima la utilización  del castigo físico, "y mucho menos de la forma brutal que representa  la utilización de correas o cinturones a modo de látigos", "en  especial cuando el agredido es un niño de seis años, edad que ni  siquiera le permite comprender el real significado del insulto" que  dirigió a su madre.

"En cualquier caso, no se puede 'corregir' a un niño de seis años  de edad que profiere una palabra soez que diariamente puede oír en el  patio del colegio o en la televisión, con correazos", recalca la  sentencia.

En cuanto a la medida de alejamiento, la Audiencia Provincial  recuerda que el Código Penal obliga a imponerla cuando hay condenas  por este tipo de delitos. En todo caso, también resalta que el propio  Juzgado de lo Penal en su condena propuso pedir el indulto respecto a  esa medida y dejar en suspenso la prohibición hasta que se resuelva  al respecto. Por ello, rechaza el recurso de la madre y confirma la  condena.


  • 1