Local

Condenado a 17 años un individuo que intentó asesinar y violar a una mujer en El Palmar de Troya

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 17 años y seis meses de prisión a un individuo, identificado como F.J.M., de 31 años de edad, por intentar asesinar y agredir sexualmente a una mujer en la pedanía utrerana de El Palmar de Troya (Utrera).

el 16 sep 2009 / 05:55 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 17 años y seis meses de prisión a un individuo, identificado como F.J.M., de 31 años de edad, por intentar asesinar y agredir sexualmente a una mujer en la pedanía utrerana de El Palmar de Troya.

Según relata la sentencia de la Sección Primera, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos tuvieron lugar la noche del 3 al 4 de agosto de 2004, cuando el procesado, en unión de amigos y conocidos, se encontró con M.O. tras pasar la noche tomando copas en diversos establecimientos de El Palmar de Troya.

En este sentido, señala que, tras viajar a Dos Hermanas para comprar droga, el encartado dejó a sus amigos y ofreció a la agredida llevarla a su casa en su coche. A continuación, cerró los seguros de las puertas y, a través de un camino de tierra, llevó a la joven a un lugar junto a la basílica de El Palmar.

En ese momento, el condenado agarró violentamente del pelo a M.O. y la sacó a la fuerza del coche, para a continuación sujetarla por el pelo con una mano y estrellarle en el rostro una jarra de cristal, con tal fuerza que ésta se rompió dejando a la mujer aturdida. Seguidamente, la arrastró hasta la parte delantera del coche, donde la agarró fuertemente por el cuello haciendo presión hasta dejarla semiinconsciente.

Abandonada en un despoblado. Después, le propinó fuertes puñetazos en la cara y, con el propósito de tener acceso carnal con ella, quiso bajarle los pantalones, pero la joven se resistió, a consecuencia de lo cual el procesado cogió una piedra y le dio un violento golpe en la cabeza, perdiendo la joven el conocimiento. Creyendo que había acabado con su vida, la arrastró a un punto más apartado y la dejó abandonada en una zona despoblada.

Sobre las 7.00 horas, la mujer recobró el conocimiento y, "a duras penas", alcanzó la carretera, donde fue recogida por unas personas que acertaban a pasar por allí. Como consecuencia de los golpes recibidos, la víctima sufrió diversas lesiones, quedándole como secuelas una agravación de trastornos mentales de carácter leve, asimetría de los pómulos y varias cicatrices faciales.

Por todo ello, la Audiencia Provincial ha condenado a este individuo a siete años y seis meses de cárcel por un delito de asesinato en grado de tentativa; a seis años de prisión por un delito de agresión sexual también en grado de tentativa, y a cuatro años por detención ilegal, así como al pago de una indemnización de 88.097 euros para la víctima.

  • 1