Local

27 años de cárcel por matar a su sobrina y expareja en Marchena

El TSJA rechaza íntegramente el recurso presentado por el condenado tras la sentencia dictada por la Audiencia de Sevilla.

el 11 abr 2014 / 15:17 h.

TAGS:

Concentración de vecinos  de Marchena tras los asesinatos en 2011. Concentración de vecinos de Marchena tras los asesinatos en 2011. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la pena de 27 años contra Fernando F.G. por matar de 32 puñaladas en diciembre de 2011 a su sobrina y ex compañera sentimental delante de la hija de ambos, que tenía 3 años, en Marchena (Sevilla). En la resolución, a la que ha tenido acceso Efe, el TSJA rechaza íntegramente el recurso presentado por el condenado tras la sentencia dictada por la Audiencia de Sevilla. El condenado recurrió al TSJA alegando que no quiso matar al novio de su sobrina, al que primero le asestó un puñetazo y luego le clavó el cuchillo de cocina en el cuello tras esconderse detrás de una puerta de la vivienda de la mujer, que le había facilitado un juego de llaves y de la que tenía una orden de alejamiento. El agredido salió huyendo de la casa y cuando el agresor le perseguía, se encontró con su sobrina y expareja, a la que agredió. La fallecida, que tenía 29 años cuando fue atacada, recibió dos puñaladas, tras lo cual el hombre entregó a la menor a uno vecinos diciendo que había matado a su mujer y que avisaran a la Guardia Civil y a una ambulancia. Luego se fue al bar "Contento", dijo a sus amigos lo que había hecho y regresó a la vivienda para asestarle a la mujer otras 30 puñaladas, agresiones para las que usó once cuchillos, seis de los cuales rompió, precisa la sentencia. Por ello, la condena dictada tras un juicio con jurado incluyó un delito de asesinato, otro de intento de asesinato y un tercero de quebrantamiento de la orden de alejamiento. El TSJA mantiene la indemnización de 179.595 euros a su hija, de 9.977 euros a cada uno de los padres de la fallecida y de 1.918 euros a la nueva pareja de la asesinada. La mujer sufrió malos tratos desde 2004, y ese año y el siguiente estuvo dos semanas en un centro de emergencia para mujeres de la Junta por agresiones de una anterior pareja, aunque rechazó una casa de acogida para no separar a la niña de su padre.

  • 1