lunes, 22 abril 2019
14:19
, última actualización
Local

Condenado a 6,5 años por apuñalar a un hombre que estaba robando los tapacubos al coche de su mujer

el 05 jun 2011 / 09:06 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a seis años y  medio de cárcel y al pago de una indemnización de 25.079 euros a un  acusado de apuñalar con una navaja a un hombre que estaba quitándole  los tapacubos al vehículo de su esposa en las puertas de un colegio  de la capital hispalense, tras lo cual el encartado se dio a la fuga  "inmediatamente" y guardó la navaja en el maletero del coche.  

En la sentencia, consultada por Europa Press, la Sección Séptima  de la Audiencia Provincial relata que los hechos tuvieron lugar sobre  las 13,30 horas del día 25 de septiembre de 2009, cuando el  procesado, F.L.O., se encontraba con su esposa en un bar ubicado  cerca del colegio público 'Zurbarán', cuando observó que J.C.R. le  estaba quitando los tapacubos al vehículo propiedad de su esposa, por  lo que salió del bar y se dirigió a la víctima "increpándole y  diciéndole que le iba a matar".  

Tras explicarle la víctima que pensaba que el vehículo se  encontraba abandonado, le pidió perdón y procedió a colocárselos,  pero, mientras lo hacía, el procesado "seguía recriminándole e  insistiendo en que lo tenía que matar", tras lo que se levantó la  camisa y le exhibió un revólver detonador que llevaba en la cintura,  dirigiéndose a continuación al maletero del coche y cogiendo una  navaja "con ánimo de acabar con la vida" de la víctima.  

Así, le pinchó en la zona derecha del abdomen, "dándose  inmediatamente a la fuga y guardando la navaja en el maletero de su  coche". Como consecuencia de la agresión, J.C.R. sufrió distintas  lesiones y secuelas, entre ellas la extirpación de la vesícula  biliar. Asimismo, el revólver exhibido por el acusado, que había sido  objeto de manipulación y que por ello permitía el paso de balas, fue  intervenido en su domicilio.  

"TE VOY A MATAR"


La sentencia considera que "existen datos fácticos acreditados de  los que se infiere la intencionalidad homicida del procesado",  mientras que el acusado, "desde un principio, repetía 'te voy a  matar', 'te voy a matar', según manifestó el perjudicado y corroboró  una testigo". A ello se une que "ha quedado acreditado que hubo sólo  una puñalada, pero esta fue dirigida a la zona del abdomen, zona  vital, según manifestaron los forenses, que afirmaron que de no haber  recibido asistencia médica inmediata podría haberse producido la  muerte del lesionado".

"Las frases reiteradas 'Te voy a matar', la intensidad del golpe  con la navaja, que fue capaz de lacerar hígado, páncreas y vesícula  biliar de una persona de constitución física más bien fuerte, la zona  donde el acusado dirige la agresión, y la huida inmediata tras la  agresión del procesado, son elementos que ponen de manifiesto la  existencia de un ánimo de matar, aún cuando sea a título de dolo  eventual", sentencia.  

Por todo ello, la Audiencia Provincial condena al procesado a seis  años y medio de cárcel y al pago de una indemnización a favor de la  víctima de 25.079 euros por un delito intentado de homicidio,  mientras que lo absuelve del delito de tenencia ilícita de armas del  que estaba acusado.

  • 1