Cárcel por huir de una gasolinera y atropellar a un empleado

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a cuatro años de cárcel a un ciudadano inglés, identificado como Wayne A.F., que atropelló al empleado de una gasolinera de Guillena.

el 16 feb 2014 / 11:35 h.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a cuatro años de  cárcel a un ciudadano inglés, identificado como Wayne A.F., que  atropelló al empleado de una gasolinera de Guillena y lo  dejó malherido tras repostar 50 euros e intentar huir sin pagar. Fuentes del caso han informado a Europa Press de que la Sección  Cuarta de la Audiencia Provincial ha condenado al acusado a cuatro  años de prisión por un delito de lesiones y al pago de una multa de  300 euros por una falta de hurto. Hay que recordar que la Fiscalía solicitó para el imputado siete  años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa;  tres años de cárcel por un delito de robo con violencia, y el pago de  una multa de 4.860 euros por un delito contra la seguridad vial por  no disponer del permiso para conducir vehículos en España, pues "no  lo había obtenido nunca". Los hechos tuvieron lugar sobre las 16,20 horas del día 12 de  enero de 2012, cuando el acusado llegó a la estación de servicio en  un camión y repostó gasoil por importe de 50 euros, siendo "sabedor  de que carecía de dinero para pagar el precio del repostaje", tras lo  que entró en la tienda "para decirle a los empleados que, como no  tenía dinero para pagar, ya pasaría otro día para saldar su deuda". Dos empleados le informaron de que debían retirarle el gasoil que  había repostado, y aunque el acusado se opuso a ello, uno de los  trabajadores salió de la tienda y se dirigió hacia el vehículo  provisto de una garrafa y una goma, pero la cerradura del tapón del  depósito estaba cerrada, por lo que pidieron al imputado que la  abriera. A fin de apoderarse de modo ilícito del combustible que acababa de  repostar sin pagar por ello, desatendió la petición de los empleados,  se subió en el vehículo, lo arrancó y atropelló a un trabajador de la  gasolinera, que quedó malherido en el suelo y sufrió un traumatismo  craneoencefálico, síndrome vertiginoso, contusión dorsal y la  fractura de una costilla, tardando en curar de sus heridas 85 días. Aprovechando el atropello del empleado de la gasolinera, el  procesado huyó de la misma con el gasoil que, previamente, había  repostado sin haber abonado el importe correspondiente. Como secuelas, el trabajador sufre un síndrome postconmocional  leve --cefaleas y vértigos--, alteración del sentido del olfato y  dorsalgia postraumática, aunque renunció a la indemnización que le  pudiera corresponder, pues ya ha sido indemnizado por Ofesauto. El acusado fue detenido el 13 de enero de 2012 e ingresó en  prisión provisional, donde permaneció hasta el 2 de octubre, cuando  fue puesto en libertad.

  • 1