Local

Condenado a seis años de cárcel por agredir sexualmente a una mujer junto a la Cartuja en Sevilla

el 18 dic 2010 / 11:13 h.

TAGS:

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha  condenado a seis años de cárcel a un ciudadano marroquí, identificado  como E.M.L., por amenazar con un cuchillo y agredir sexualmente a una  mujer junto a la Cartuja, concretamente en el Paseo de Juan Carlos I  de la capital hispalense.  

Según relata la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press,  los hechos tuvieron lugar alrededor de las 20,00 horas del día 30 de  diciembre de 2006, cuando la víctima, P.R.G., se encontraba por la  zona y observó que un individuo que se encontraba escondido en unos  matorrales salía detrás de ella.  

De este modo, y adivinando que podría sufrir algún percance a la  vista de la hora, del lugar y de la "súbita" presencia del individuo,  se apresuró a pasar a la acera contraria, momento en el que el  acusado se acercó a la mujer, la abordó y se abrió la chaqueta que lo  abrigaba, mostrándole un cuchillo de grandes dimensiones.  

En ese instante, la víctima, "muy asustada", intentó correr en  dirección al paseo, pero el procesado la agarró y la tiró al suelo  "con el propósito evidente de abusar sexualmente de ella". Así, la  mujer, "que había adivinado este propósito", arrojó su bolso al  agresor y le dijo que se quedara con él y que la dejara marcharse.  

Tras ello, el procesado "no hizo caso" y tiró de ella con el  objetivo de llevársela a los matorrales que existían en el lugar,  "donde quedaría fuera de la vista de los demás". Para ello, hizo  ademán de clavarle el arma al mismo tiempo que, "con clara intención  lúbrica", le cogía uno de los pechos.  

Cuando la mujer intentó zafarse de la "inminente" amenaza del  cuchillo, sufrió un corte en el dedo pulgar de la mano derecha, pero  consiguió huir y gritó en petición de socorro, la cual le prestó el  vigilante de un edificio próximo. La Sala condena al acusado después  de que éste "faltara a la verdad de forma clara y manifiesta" durante  el juicio.  

De este modo, el acusado dijo en su declaración que en la fecha de  los hechos estaba en Málaga trabajando en la recolección de la  aceituna, una afirmación "fácil de probar", pero el acusado "ha  tenido tres años y medio para hacerlo y ni lo ha hecho ni ha  intentado hacerlo".  

Por todos estos hechos, la Audiencia Provincial ha condenado al  acusado a seis años de cárcel por un delito de agresión sexual; al  pago de una multa de 360 euros por una falta de lesiones, y 360 euros  por una falta de hurto, así como al pago de una indemnización de  9.462 euros a favor de la víctima.  

  • 1