Local

Condenado a seis años de cárcel por amenazar de muerte y abusar sexualmente de su ex pareja

el 13 mar 2011 / 12:11 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a seis años y seis meses de cárcel y al pago de una indemnización de 6.235 euros a un hombre, identificado como L.V.F., por abusar sexualmente y amenazar de muerte a su ex pareja sentimental, S.S.F., en la localidad sevillana de Dos Hermanas.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial considera probado que, una vez finalizada la relación sentimental que ambos habían mantenido entre los meses de junio de 2006 y 2007, el procesado visitó a la víctima el 30 de diciembre de 2007 en su centro de trabajo y le pidió hablar con ella, ya que "se encontraba con mal ánimo", pues sus padres se iban a separar.

De este modo, ella aceptó y, al finalizar el trabajo, se marcharon a su domicilio, donde el procesado intentó besarla sin conseguirlo ante la negativa de ella, tras lo cual "la agarró fuertemente de los brazos" y la llevó al dormitorio arrojándola sobre la cama. Tras ello, "con la intención de penetrarla vaginalmente", intentó por la fuerza subirle la falda y bajarle las medias y las bragas, todo ello "pese a la oposición" de la víctima, "que le rogaba que no siguiera en su actitud".

En este sentido, la Sala dice que, en un determinado momento, ella intentó cargar el móvil para avisar a la Policía, arrebatándoselo el procesado, que lo tiró por la ventana dejándolo inservible. Como quiera que, pese al forcejeo, el imputado no logró su propósito, le dijo a la víctima "que si le realizaba una felación la dejaría tranquila, a lo que ella accedió para evitar males mayores".

Una vez consumado el acto, la mujer se marchó corriendo de la vivienda "ante el temor de lo que pudiera hacerle" el condenado, quien, desde que ocurrieron estos hechos, "ha llamado reiteradas veces a su ex pareja, enviándole el día 5 de enero de 2008 un mensaje que decía 'te mato, no lo olvides, no me cuesta'". Asimismo, el día 13 de enero de 2008 le envió otro mensaje en el que le comunicaba que le había roto la luna de su vehículo, "lo que era cierto", ocasionándole unos daños tasados en 235 euros.

RETRASO DE LA DENUNCIA

La Audiencia considera que "es cierto que no existe ninguna prueba objetiva que permita corroborar los hechos denunciados, como podrían ser partes médicos de los estigmas lesivos que le produjeron los actos de fuerza que se ejercieron sobre la denunciante", una falta de indicios que "ha sido causada en parte por la decisión de ésta de no formular denuncia de forma inmediata sino transcurridas dos semanas". No obstante, tiene en cuenta el testimonio de la víctima y, "en parte", las manifestaciones del procesado.

Al hilo de ello, dice que la versión ofrecida por la víctima "es creíble y coherente, ofreciendo una serie de detalles que resultan de difícil invención y refuerzan la credibilidad de la denunciante". Por todo ello, condena al acusado a seis años de cárcel por un delito de violación; seis meses de prisión por un delito de amenazas leves y localización permanente durante diez días por la falta de daños, así como el pago de una indemnización de 6.235 euros.

 

  • 1